La policía china desarticuló una banda que se dedicaba a la falsificación de los teléfonos iPhone en Shanghai, informaron hoy las autoridades locales.

La policía de la capital económica y financiera de China detuvo a cinco sospechosos en posesión de material reciclado destinado a fabricar falsos teléfonos de la popular marca estadunidense Apple, indicó la agencia de noticias Xinhua.

Los detenidos habían recuperado componentes de teléfonos iPhone desechados con el objetivo de crear nuevos teléfonos y venderlos en el mercado como nuevos, según la fuente.

En una operación llevada a cabo en el mes de julio, la policía china decomisó también 200 teléfonos falsos y unos cinco mil accesorios cuyo valor asciende a unos 780 mil dólares, aseguraron las autoridades citadas por Xinhua.

Ello se produce pocos meses después de que estallara en China el escándalo de las tiendas falsas de Apple en el país asiático, y dos semanas antes de que salga a la venta el iPhone 5.