La directiva de Guadalajara ya no aguantó los cinco partidos que suman sin ganar en el Torneo Apertura 2011, por lo que le dieron las gracias a José Luis Real y su lugar en el banquillo será ocupado por Fernando Quirarte.