Comerciantes del primer cuadro de la ciudad en Tehuacán acudieron el pasado lunes a la capital poblana, junto con el alcalde Eliseo Lezama Prieto, para exigir que se agilicen los trabajos para mejorar la imagen urbana del centro, o que las autoridades revoquen el contrato con las empresas constructoras Incisapicy y Edifide; esta última propiedad de Felipe Vallejo Rivero, hermano del subsecretario de Infraestructura Urbana del estado de Puebla.

Vecinos y vendedores formales de la calle 1 Sur y avenida Independencia se mostraron molestos por la falta de cumplimiento de las empresas constructoras, ya que hasta el momento no han podido concluido la calle Ignacio López Rayón y las obras no muestran ningún avance alentador.

Cabe mencionar que durante este encuentro donde estuvo presente el edil Eliseo Lezama Prieto; el subsecretario de Infraestructura Urbana, Carlos Joaquín Vallejo Rivero y Sergio Barrera Alexander, director de Obras, salió a la luz que el dueño de la empresa constructora Edifide es Felipe Vallejo Rivero, hermano del funcionario estatal.

De acuerdo con los afectados, este asunto pone en duda cómo procedió el gobierno estatal para licitar sus obras, lo que no les garantiza que los trabajos se concluyan el próximo 18 de noviembre; por eso, exigieron se revoque el contrato pues la pérdida de tiempo y la falta de compromiso por terminar en tiempo y forma les ha ocasionado la pérdida de empleos y el desplome hasta en un 80 por ciento de las ventas.

Otras inconformidades es que hay días en que no tienen el servicio de agua potable y energía eléctrica, lo que ocasiona —en el caso de los restaurantes— que los alimentos perecederos terminen en la basura, lo que significa otra pérdida económica en la inversión.

Finalmente, los afectados indicaron que tendrán otra reunión en el salón de Cabildos del palacio municipal de Tehuacán para inspeccionar la obra y tomar una decisión al respecto.