Durante este miércoles, el sindicato de trabajadores del ayuntamiento presentó el emplazamiento a huelga contra el ayuntamiento de Puebla ante el Tribunal de Arbitraje, bajo el argumento de violaciones a las condiciones generales de trabajo, intromisión a la vida sindical por parte de la comuna, privación ilegal de la libertad en agravio de 17 trabajadores, así como por atentar en contra de la libre expresión.

Paulino Fuentes, secretario de Organización Sindical y Estadísticas del Suethapipod, arguyó que la forma represora de actuar por parte del gobierno municipal, así como la falta de acuerdos, fue lo que orilló al sindicato a ejecutar el emplazamiento a huelga.

Indicó que el pliego del emplazamiento incluye denuncias por la existencia de las violaciones sistemáticas contra los derechos laborales, la violación a tratados internacionales y el atentado a la Constitución Política.

Paulino Fuentes estableció que el ayuntamiento violó las garantías de reunión en centros de trabajo, luego de que fueran agredidos cuando custodiaban el Vivero Colón.

Indicó además que el Tribunal de Arbitraje tendrá 72 horas para notificar al ayuntamiento y diez días posteriores para ejecutar las peticiones de los empelados, en tanto se mantendrán las protestas a través de pancartas en los centros de trabajo.

Fuentes Solar señaló que después de realizar varias consultas a los trabajadores y valorar el tema, decidieron emplazar al huelga al ayuntamiento.

Aseguró que tras los hechos violentos del pasado mes de septiembre, inició una serie de acciones intimidatorias y de hostigamiento en contra de los trabajadores sindicalizados.

Por lo anterior, en caso de no darse una solución al problema en este plazo, se presentará el estallamiento a huelga por parte de 3 mil 200 trabajadores sindicalizados.

“Emplazamiento a huelga, sin fundamento”

El secretario de Administración del ayuntamiento, Iñigo Ocejo Rojo, consideró que el emplazamiento a huelga promovido por el sindicato de trabajadores no tiene argumentos para ser. Dejó en claro que las supuestas violaciones laborales de las que acusan a la autoridad municipal no tienen fundamento, pues son situaciones de orden jurídico.

Destacó que el caso del enfrentamiento en el Vivero Colón este es investigado por las autoridades ministeriales correspondientes, pues derivó de una agresión física.

En cuanto a la baja temporal de 17 trabajadores por esta bronca, aclaró que esta situación se dio una vez que fueron identificados los agresores y que la están investigando tanto la Contraloría como el Tribunal de Arbitraje, por lo que se han respetado todos los procedimientos.

Destacó que ante la acusación de una supuesta represión para expresarse, esta carece de fundamentos ya que la ley laboral establece que se puede hacer pero sin alterar el orden y sin agresiones, situación que no han cumplido, pues hubo momentos en los que los sindicalizados realizaron un paro de labores.

Aceptó que los temas que han complicado la relación entre la comuna y la representación sindical están totalmente aclarados, por lo que no había fundamentos para emplazar a huelga al gobierno municipal.