Más 250 habitantes de la colonia Vista Hermosa, del municipio de San Gabriel Chilac, se manifestaron fuera del palacio municipal porque aseguran que la actual administración hizo un desvío de recursos que dejó el ayuntamiento 2008-2011, cuyo monto ascendía a 500 mil 135 pesos, destinados a diversas obras para esta colonia.

El ayuntamiento anterior dejó el recurso etiquetado a través del Programa de Devolución de Derechos (Proder) de la Conagua, el cual fue modificado por el actual gobierno municipal que preside Efraín Solano Espinoza, quien finalmente aceptó que habían recibido el dinero en el proceso de entrega-recepción, aunque no el expediente técnico de las obras que se contemplaban.

Algunas de las obras a las que se destinaría el recurso son nivelación de agua a través de válvulas, última etapa del drenaje sanitario, primera y segunda etapa de la ampliación de la red de agua potable, equipamiento de un tanque estacionario de agua, y la adquisición de un tanque nuevo.

Cabe señalar que el 9 de junio los vecinos realizaron una asamblea con las autoridades municipales, donde firmaron un acta para exigir información del estado que guardan las obras, la definición de la aportación de los beneficiarios por obras y la explicación del desvío de recursos.

La molestia de los inconformes es que la colonia Vista Hermosa es la única que paga su derecho de agua, ya que la cuota del resto del municipio la paga el ayuntamiento, por lo que argumentan que el recurso que devolvería Conagua a los usuarios era exclusivamente para esa zona.

La explicación que recibieron por parte de Solano Espinoza es que se tomó la decisión de emplear todo el recurso de Proder para ejecutar una sola obra contemplada en el programa anual 2010 (tanque de estacionamiento), debido a que era la única que contaba con su expediente.

Debido a la falta de expedientes —aseguró el edil— tuvieron que realizar otro proyecto, de lo contrario tenían que regresar el recurso a Conagua, por lo que se hubiera perdido.

Por último, se comprometió a reponer el recurso para realizar las obras que exigen los colonos inconformes.