En los últimos años, México ha desarrollado un mayor activismo en materia migratoria, lo que ha generado una nueva forma de colaboración formal e informal con autoridades y organizaciones en Estados Unidos, para proteger a los migrantes.

Así lo señaló Alexandra Délano, autora del libro “México y su diáspora en Estados Unidos: políticas de emigración desde 1848”, recientemente presentado en Nueva York, según un comunicado del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME).

La autora, quien es profesora asistente de Asuntos Globales en The New School University en Nueva York, destacó también la contribución del Estado mexicano a la integración de sus migrantes.

En Estados Unidos, dijo, los mexicanos mantienen su sentido de identidad, entre otras cosas, gracias a que el IME, como brazo del gobierno mexicano, realiza programas en materia de salud, educación, educación financiera y liderazgo.

Además, existe un enfoque de responsabilidad compartida en la agenda de los mexicanos en el exterior y el Estado mexicano mantiene acciones en los tres niveles de gobierno.

De acuerdo con el IME, en la presentación del libro, el embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, aplaudió la publicación, porque estudia sistemáticamente los esfuerzos de México por mantener vínculos con su diáspora en Estados Unidos.

En su oportunidad, Robert C. Smith, profesor de la Universidad de Nueva York, destacó la importancia de contar con una investigación histórica interdisciplinaria sobre cómo el Estado mexicano ha influido en la creación de una identidad de grupo.

El libro refiere el proceso histórico de cómo se institucionalizó la relación y los logros que ha generado el acercamiento entre las comunidades y las autoridades de su país de origen.