La muerte de Steve Jobs, a la edad de 56 años, dejó un hueco difícil de llenar en Apple, no sólo por su visión como innovador, también por su carisma. Los medios no han parado de especular con una figura que pueda suplir la ausencia del fundador de la compañía. Ha sonado Tim Cook, el actual CEO, pero hay otro nombre menos conocido aunque con grandes cualidades: Scott Forstall, jefe de iOS.

Scott Forstall es el vicepresidente de la división de software de iOS, el sistema operativo que hace funcionar al iPhone y al iPad, además del iPod Touch. Por sus métodos para dirigir, su juventud (41 años) y sus capacidades comunicativas se presenta como uno de los posibles sucesores de Steve Jobs.

Desde BusinessWeek apuestan por él y lo han expresado publicando un amplio perfil sobre su figura y su trayectoria en Apple, donde comenzó a trabajar cuando ésta compró NeXT. Esta última empresa fue el proyecto informático que Steve Jobs fundó después de que se marchara de la compañía de la manzana. Por tanto Forstall ha estado desde el principio de su vida laboral ligado a Jobs. Scott Forstall tiene fama de ser un jefe muy perfeccionista, que presta atención a cada detalle y aplica unos métodos rígidos para liderar a sus empleados. Esto recuerda a Steve Jobs en sus comienzos, cuando Apple empezaba a convertirse en la primera empresa cuyo éxito se sustentaba en los ordenadores personales.