60 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal serán dados de baja en las próximas horas por diversas irregularidades que desarrollaron durante su desempeño.

Con lo anterior, ya suman más de 100 elementos que en lo que va de la administración municipal fueron despedidos por reprobar los exámenes de confianza y por ser señalados de ser responsables en actos de corrupción, abuso de poder y por acreditar sus estudios con documentación falsa.

El funcionario municipal detalló que estos elementos de la corporación les fueron comprobadas irregularidades cometidas en agravio de ciudadanos y porque no cumplieron con la aprobación de los filtros que implementa el gobierno municipal.

En este sentido el funcionario municipal declaró que todos los señalamientos que se realicen en este sentido a los uniformados, recibirán la atención correspondiente para aplicar las sanciones necesarias.

Indicó que la dependencia no bajará la guardia en el proceso de selección e los uniformados pues la intención es garantizar uniformados profesionales y con resultados efectivos para los ciudadanos.