Después de un año fatidico para Research In Motion (RIM), los codirectores de la compañía canadiense fabricante de Blackberry han anunciado que dejan sus cargos. El puesto que compartían Jim Balsillie y Mike Lazaridis será ocupado por Thorsten Heins, quien llegó a RIM en 2007 procedente del fabricante alemán Siemens AG.

El relevo llega después de varios meses de críticas a la gestión de Balsillie y Lazaridis que se agudizaron tras los problemas que RIM experimentó en 2011. La caída del valor de sus acciones en un 75 por ciento, la pérdida de cuota de mercado frente a los terminales de Google y Apple, o los problemas técnicos fueron algunos de los apuros que la empresa canadiense sufrió el pasado año.

Heins, quien hasta su reciente ascenso ocupaba el puesto de director de operaciones, ha declarado que no cree que para remontar la delicada situación en la que se encuentra la empresa haya que hacer grandes cambios. Según Heins, su intención no es la de dividir y vender la empresa por unidades, como se había especulado, sino que su plan es centrarse más en el consumidor y mejorar la eficacia en el área de desarrollo de nuevos productos.

“En toda compañía exitosa desarrollada por sus fundadores llega un momento en que se entra en una nueva fase de crecimiento. Es cuando los fundadores deben pasar el mando a una nueva gerencia», declaró Lazaridis a la agencia AFP. Lazaridis, quien fundó RIM en 1984, permanecerá en RIM como vicedirector ejecutivo y presidente del comité de innovación de la empresa. Por su parte, Balsillie, quien también permanecerá en RIM con un cargo directivo, reconoció tener «toda la confianza en Thorsten y la empresa”.