El rector de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Enrique Agüera Ibáñez, afirmó que buscan los mejores acuerdos para los trabajadores de la institución y para la propia universidad, en el marco de la negociación salarial de 2012, donde ya existe una propuesta formal de incrementar 3.8 por ciento el salario de los académicos y administrativos.

A pocos días de cumplirse el emplazamiento a huelga de los sindicatos, programado para el 15 de febrero, el rector señaló que se mantendrá atento al avance de las mesas de negociación, pues la UAP acuerda con el mejor propósito en busca que a los trabajadores les vaya bien y que la universidad se mantenga en su dinámica de crecimiento y desarrollo.

Reiteró su disposición por dialogar en las mejores condiciones, porque recordó que al final la propuesta será la mejor para la universidad y los sindicatos, pero las decisiones que se tomen siempre dependen de la asignación de recursos por parte del gobierno federal y los porcentajes destinados para la negociación.

Agüera Ibáñez insistió en su compromiso con los trabajadores académicos y administrativos de la institución; prueba de eso es que personalmente encabeza una lucha nacional para exigir cada vez más recursos y que a los trabajadores universitarios del país les vaya mejor, que alcancen mejores condiciones de vida para sus familias.

Insistió que la UAP depende del presupuesto que le asignan las autoridades nacionales, sin embargo siempre están en la lucha por lograr mejores aportaciones, por eso reiteró que espera que las mesas de diálogo con la ASPABUAP y con el SITBUAP concluyan en acuerdos y consensos.

Agüera Ibáñez señaló que se mantendrá atento al avance de las mesas de negociación, pues la UAP acuerda con el mejor propósito en busca que a los trabajadores les vaya bien

20 toneladas de víveres para tarahumaras
El rector de la UAP dio el banderazo de salida para los camiones que llevan el apoyo que la universidad recolectó para los habitantes de la sierra Tarahumara del país. Comentó que en el convoy salieron 20 toneladas de víveres y agua, con lo que agradeció a la población su apoyo para quienes más necesidades tienen.