Por segunda vez en su carrera, John Terry ha sido despojado de la capitanía de Inglaterra después de los últimos problemas sobre acusaciones de racismo sobre Anton Ferdinand, jugador del QPR.

Tal y como ha anunciado la Federación Inglesa, Terry no llevará el brazalete de capitán, una decisión que, por otra parte, colisiona con la opinión de Fabio Capello, ya que pidió que el del Chelsea fuera el capitán de la selección en la próxima Eurocopa.

El problema no queda ahí, ya que para el próximo amistoso Ferdinand no será de la partida (el supuesto relevo en la capitanía) por lo que tendrán que decidir un capitán.