Alrededor de las 10:58 horas de este sábado 1 de diciembre, los activistas que escenificaron enfrentamientos con elementos de la Policía Federal, hicieron “una retirada táctica” para dirigirse rumbo al Zócalo capitalino.

En la zona donde ocurrieron los enfrentamientos, incluso desde las 07:00 horas, quedaron piedras sobre el asfalto, llantas prendidas, luminarias destrozadas, rejas que estaban sobre el camellón de Eduardo Molina y paraderos del Metrobús destrozados.

Un camión de limpia del Gobierno del Distrito Federal quedó abandonado frente ala valla metálica resguardada por la Policía. Ese vehículo fue tomado en la esquina de Eje 1 Norte y Eduardo Molina.

Los manifestantes se lo llevaron hasta la valla metálica, donde lo estrellaron y prendieron fuego; sin embargo, la Policía lo apagó.

Según datos de socorristas de la Cruz Roja, aunque afirmaron que no es información oficial, atendieron a cerca de 18 activitas heridos.