Un nuevo revés para el Sindicato de Burócratas, luego del despido de trabajadores de base, ahora se presentó en el Congreso del estado una iniciativa de ley que le dará control total al gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas del manejo de los empleados.

Esta situación puso en alerta a los agremiados, quienes ya están buscando una reunión para decidir cuáles son las acciones que tomarán, ante la posibilidad que el gobierno del estado, pueda despedir a su personal de base por “afectaciones o insuficiencia en el presupuesto”.

Por lo tanto, los burócratas sindicalizados convocarán en estos días a una reunión masiva, para analizar los alcances de la propuesta y en su caso cómo combatirla, señalaron fuentes extraoficiales.

Además, la administración gubernamental, con las reformas, podrá desaparecer la sucesión o herencia de plazas a los hijos de los trabajadores, un logro sindical de hace muchos años.

Este logro se signa cada año en un convenio celebrado entre el Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado y el gobierno de Puebla, que establece que para el otorgamiento de la base podrá participar únicamente un hijo a quien el trabajador designe.

En caso de muerte, cualquiera de los descendientes podrá solicitarla; en ambos casos la persona propuesta deberá cubrir el perfil que se solicite.

La propuesta fue interpuesta en el legislativo poblano, por el diputado local Alejandro Oaxaca Carreón, la que pretende cambiar al menos dos artículos y transitorios de la Ley de trabajadores al servicio del estado.

La iniciativa
En la iniciativa del legislador presentada apenas este 7 de diciembre, se señala que la dinámica que se da al interior de cualquier organización, como en la especie ocurre con el estado, genera un sin fin de movimientos de personal, por razones lógicas, implícitas a la persona, toda vez que los trabajadores se encuentran en diversos supuestos en cuanto su ciclo productivo, lo que trae como consecuencia el retiro por edad y tiempo de servicios de trabajo.

“Como consecuencia de lo anterior los trabajadores de base que dejan de prestar sus servicios en el gobierno del estado, por lo que, su plaza por ese sólo hecho queda vacante, misma que puede ser otorgada conforme a lo establecido en la propia Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado.

”Los derechos de un trabajador que se desprenden de un nombramiento de base, van implícitamente ligados a la persona, razón por la cual éstos no pueden ser transmitidos o cedidos.

”El estado cuenta en todo momento con la libertad de contratación, por lo que las plazas que se encuentren vacantes serán otorgadas conforme a la propia ley, por riguroso escalafón y mediante concurso, a fin de que sean concedidas a los trabajadores de la categoría inmediata inferior con mejor derecho que cumplan con el perfil de puesto.

”Que a su vez, se parte de la premisa que los recursos del estado son escasos y en todo momento se debe velar por su optimización, por lo que una de las obligaciones de éste, es ser eficiente en su actuar, razón por la cual se requiere de personal capacitado y adecuado para cada puesto, derivado de ello resulta necesario que sea el propio gobierno del estado el que determine la ocupación de plazas.

”Que en ese mismo sentido, y sólo cuando las circunstancias del caso lo amerite, y se justifique que se realizaron ajustes en el presupuesto, se podrá en el caso concreto, determinar que algún nombramiento de base deje de surtir efectos.

”Artículo único. Se adiciona un segundo párrafo al artículo 9 y la fracción vial artículo 43 de la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado, para quedar de la siguiente manera:

”Articulo 9. Los derechos de un nombramiento de base son intransferibles, por lo que no pueden ser materia de cesión bajo ninguna modalidad o circunstancia que implique limitaciones al estado para otorgarlas, en los términos establecidos en la Ley.

Cualquier disposición o pacto en contrario se tendrán por no puestos.

”VI. Por afectaciones o insuficiencia en el presupuesto.”

“Ni un paso atrás”
El 6 de marzo de 2011, apenas unas semanas después de que Rafael Moreno Valle Rosas tomara el poder, el líder del sindicato, Héctor Posadas Manzano, durante su primer informe de labores pidió unidad a los militantes ante la transición gubernamental, al afirmar que no se dará un paso atrás para defender sus derechos.

Señaló ante sus representados que hasta el momento sólo ha tenido acercamientos con el secretario de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto y el de Administración, José Cabalán, en un clima de respeto y cordialidad.

“En breve seremos recibidos por el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas”, enfatizó, lo que arrancó aplausos de los concurrentes a las instalaciones del sindicato en la colonia Maravillas.

“Compañeros, la transición implica cambios y genera mucha incertidumbre, muchos de ustedes en los últimos días lo han podido constatar, pero no hemos dado ni un paso atrás para defender nuestras prestaciones sociales y económicas a las que tenemos derecho.

”El mejor aliado para lograr esas prestaciones es nuestra propia gente, son todos ustedes, porque son responsables y capacitados, cuyo objetivo es buscar el bienestar de sus familias, lo que ha sido entendido por las autoridades con disposición política no olvidemos que la unión sigue siendo la fuerza”, concluyó en su mensaje político a la que no asistieron funcionarios de primer nivel.