Tras reconocer que el gobierno de Enrique Peña Nieto tiene un buen arranque, el senador de la República, Javier Lozano Alarcón pidió mesura y no caer en declaraciones triunfalistas a quienes piensen que en unos días habrán de resolverse los problemas que tiene el país.

Al inaugurar su casa de gestión acompañado del presidente estatal del Partido Acción Nacional Rafael Micalco Méndez, el senador advirtió que mientras el presidente de la República se encuentra enfocado en diseñar una estrategia para resolver los problemas de la mejor manera, hay quienes están creando expectativas muy altas que pueden en el corto plazo causar la decepción de los ciudadanos.

Indicó que lo mejor es actuar con cautela además de que el grupo legislativo de Acción Nacional habrá de actuar como una oposición responsable sin poner piedras en el camino al Ejecutivo, como sí lo hicieron durante 12 años los diputados del PRI.

Javier Lozano indicó que ya se vio que se está dando la voluntad de los legisladores ya que pasaron las reformas que propuso el nuevo presidente.
El panista se refirió al Pacto por México del que reconoció tiene muy buenos objetivos pero no necesariamente se va a coincidir en cuanto a los tiempos y contenidos ya que no se pueden firmar “cheques en blanco”, ya que hay que ver cada una de las iniciativas por sus méritos.

Lozano Alarcón expresó que hay coincidencias con el presidente Enrique Peña Nieto, y algunos nombramientos se ven positivos ya que funcionarios de la administración pasada permanecieron o han sido reubicados, pues se reconoce el trabajo, principalmente en el área económica, donde se ve la fortaleza de las finanzas públicas, la seriedad con la que se manejó la economía en los últimos años.

Reconoció que el secretario de Hacienda Luis Videgaray ha sido muy prudente, y algo a destacar es que la Ley de Ingresos salió sin sobresaltos, sin problemas, y aunque se ha detectado que no es cierto lo del déficit cero o nuevos impuestos, pero no hay que dividir.

El senador por Acción Nacional, mencionó que la transición larga fue bien aprovechada, con los cinco meses, y hay que mantener esa mesura.

Reiteró que los medios de comunicación no deben presentar un panorama como si se tratara de “Disneylandia” donde ya no hay asesinatos, todo es un paraíso, ya que esto realmente afecta, pues al ciudadano hay que hablarle con la realidad.

Consideró un error que el secretario del Trabajo anticipe que cuando menos se va a tener un millón de empleos al año es cuestionable sobre todo si no se tiene un crecimiento mínimo del 4.5 al cinco por ciento al año, pues de lo contrario no se dará tal cifra.

El exsecretario del Trabajo indicó que es normal que la “luna de miel” llegue a su fin y puede venir la frustración.

Reiteró que el presidente ha sido respetuoso con el PAN, con el dirigente nacional, mientras César Camacho Quirós, que puso como “lazo de cochino” a los panistas, lo cual está mal, pues se da a entender un doble lenguaje.

De lo que se espera en el Senado para el 2013, Lozano Alarcón indicó que algunas que ya se tienen en el tintero son la reforma constitucional en materia de transparencia, la reorganización del IFAI y todo lo que significa, la Comisión Nacional Anticorrupción que se tiene que ver con mucho cuidado, además de la reforma educativa que no ha llegado de la cámara de origen que es la de los diputados.

El senador expresó que se tienen varias iniciativas pendientes en materia de seguridad pública, seguridad nacional e impartición de justicia, aunque se dio un avance al salir la ley contra el “lavado” de dinero que había estado detenida durante dos años.

Indicó que entre las reformas más significativas que se tendrán es posible que sea la reforma energética, que en materia económica será una de las más importantes además de otras en materia de telecomunicaciones, en esto lo referente a la banda ancha que es fundamental como parte de una agenda de estado y el país trae un rezago pues la brecha digital es tan grave como el tener altos índices de analfabetismo, y es el momento de tener las bases regulatorias con tarifas accesibles, disponibilidad, precio, la verdadera competencia.