El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, instó hoy al Congreso Estadunidense a regular las leyes de armas en la nación, a fin de evitar masacres como la sucedida el viernes en la localidad de Newtown, Connecticut.

Se estima que desde 1968, más de 400 mil personas han sido asesinadas a tiros, incluidos jóvenes y niños..

Bloomberg se reunió en la alcaldía con 34 sobrevivientes de tiroteos para exigir al gobierno federal que haga más para reducir el uso de armas, así como regular el acceso de civiles a rifles de largo alcance.

El alcalde presentó una iniciativa denominada "Exijo un plan" , para demandar que el Congreso actúe para regular la venta de armas, pues es necesario priorizar la vida de los estadunidenses frente a los beneficios políticos de no tratar el tema, indicó.

"Las palabras no pueden consolar nuestra nación, pero las acciones sí pueden" , sostuvo, al subrayar que "son las armas en manos de personas que, según nuestras leyes federales, no deberían tenerlas, las que están matando a nuestra gente" .

La muerte de 27 personas, entre ellas 20 niños de cinco a siete años de edad en un ataque en una escuela primaria de Connecticut, despertó el debate sobre el porte de armas.

"Es hora de frenar esto. Soy madre, y no sé cómo explicarles (lo ocurrido) a mis niños. Es horrible lo que ocurrió, y somos nosotros, los estadunidenses, los que tenemos que exigir el fin; nosotros, los líderes políticos, los que tenemos que hacer los cambios" , indicó Diana Reyna, concejal de la ciudad.

Para Annette Nance-Holt, madre de un joven de 16 años asesinado en un tiroteo mientras iba en un autobús escolar, dijo: "no podemos quedarnos de brazos cruzados y permitir que esto vuelva a ocurrir" .

"Aquellos que hemos perdido a nuestros hijos, no nos daremos por vencidos. No nos importa el dinero que tiene la Asociación Nacional del Rifle, ellos pueden invertir lo que quieran, pero en la noche deberán saber cómo responder por sus acciones" , señaló.

Bloomberg sostuvo que una forma de evitar estas masacres es endurecer las leyes sobre portación de armas, y pidió al presidente Barack Obama eliminar la Enmienda Tiahrt, que restringe el rastreo de armas ilegales, y penalizar el mentir en las solicitudes para compra y porte de armas.