El mediocampista ecuatoriano Segundo Castillo afirmó que más allá de la calidad individual que existe en el Puebla, en el seno del equipo los jugadores saben que sólo con un buen trabajo colectivo podrán alcanzar los objetivos que se han trazado.

"He llegado y me sentí a gusto, como en familia, ahora depende de lo que hagamos en los entrenamientos, conocer mejor a los compañeros y cada cual poner su granito de arena para, semana a semana, conseguir resultados que nos permitan pelear por un campeonato", dijo.

Afirmó que la primera parte de la pretemporada ha sido muy buena, luego que durante una semana se enfocaron en el aspecto físico en las playas de Acapulco.

“La verdad que intensa, pero a gusto porque nos va a servir de mucho, la semana que estuvimos allá fue para unir más al grupo, estar concentrado y tratar de estar de la mejor manera para lo que viene”, comentó.

Aceptó que “se hizo un trabajo muy exigente para tener una base, pero saber que hay que hacer trabajo acá en nuestra cancha, no descuidar eso para lo que el profe quiere, un equipo con dinámica, ya con los trabajos con balón vamos a ser muy fuertes”.

Finalmente, consideró que sus condiciones futbolísticas serán un complemento perfecto para la calidad de gente como Luis Noriega y Diego de Buen.

“Creo que ellos son jugadores con más características de pisar el área más seguido y yo no tanto, trato de ser el equilibrio del equipo, en cambio Noriega, De Diego, son jugadores con características más ofensivas”, sentenció.

El cuadro que dirige Manuel Lapuente regresó este lunes a los entrenamientos en el estadio Cuauhtémoc, con miras a su primer partido amistoso de pretemporada, el próximo jueves ante Veracruz.