El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa aseguró que la pintura de la fachada de catedral en un tono vino corresponde a un documento encontrado en los archivos de la arquidiócesis hecho por el obispo Juan de Palafox y Mendoza, por lo que se decidió aplicarlo en la restauración permanente que se le da al inmueble.

Luego de los señalamientos acerca del uso del color en la fachada, Sánchez Espinosa explicó que en el proyecto inicial para este año se había contemplado que el color sería en tono “hueso”, y una mezcla para contrastar, sin embargo al hacer los estudios correspondientes, se encontró el documento.

Señaló que junto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, ayuntamiento y la agrupación Amigos de Catedral se decidió cumplir con el deseo del beato Juan de Palafox y Mendoza quien fue el gran constructor del principal templo católico de la arquidiócesis.