El censo de maestros y alumnos que llevará a cabo el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) representa una decisión estupenda para el sector educativo mexicano, aseveró el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Alfredo Miranda López, pero aclaró que es solamente un elemento para lograr la calidad educativa en el país porque otros aspectos que son fundamentales en la medición es la evaluación magisterial que por mucho tiempo estuvo “debajo del tapete” en el país, por eso ratificó que es absurdo tomar una postura de desacuerdo con las evaluaciones escolares.

Ante eso, el administrador central de esa universidad católica del estado de Puebla recordó que la calidad educativa rumbo a la consolidación de la pertinencia escolar tiene cuatro componentes fundamentales que no se deben excluir: el aprendizaje, la enseñanza, la evaluación y la investigación, porque en la actualidad no se entiende la educación de calidad sin ninguna de ellas. Para el rector de la UPAEP, el INEGI es una institución nacional con mucha seriedad, por eso es bueno que se encargue de levantar el censo magisterial y de estudiantes, “ese instituto es un cuerpo técnico que ha demostrado mucha capacidad y los resultados que presente serán muy importantes porque darán la plataforma para la toma de decisiones, pero con datos reales” y puede ser una manera de establecer las condiciones para avanzar.

Miranda López agregó que a los mexicanos le debe quedar claro que el censo es uno de los muchos elementos que se necesitan para mejorar la calidad de la educación, “ahí está el mayor problema y las medidas que tenemos que tomar para dar saltos cuánticos, tiene que ver con el levantamiento del censo pero no únicamente, porque también está la formación de los docentes, la participación de las comunidades y que ahora estemos expuestos a tener mayor información estadística”

Desde la perspectiva del rector de esa universidad poblana, hay que avanzar en todos los sentidos desde la calidad, los números, los resultados internacionales hasta las comparaciones con otros países, “hay que retomar los planteamientos que hace la reforma educativa de manera incipiente, porque México tiene que consolidar sus procesos de calidad y de pertinencia”.

Finalmente, el administrador central de la UPAEP aseguró que son posiciones absurdas las que toman aquellas personas y grupos que se oponen a la evaluación de los maestros, porque en la realidad global de la actualidad es una constante que ayuda a los países a corregir errores educativos y avanzar hacia mejores condiciones de vida para los futuros profesionistas.