Con el inicio del 13 baktún o la nueva era maya, también se inauguró formalmente el Gran Museo del Mundo Maya en la ciudad de Mérida, en Yucatán.

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, acudió, tan solo tres meses después de que lo hiciera su antecesor, al museo que concentra testimonios y una de las museografías más vastas en torno a la cultura de dicho pueblo milenario.

Con una inversión de 770 millones de pesos, que inició en las gestiones anteriores de los poderes estatal y federal, el museo abrió sus puertas al público con un espectáculo de luz y sonido con el que se evocaron expresiones populares de la comunidad originaria de la península.

Además, el presidente Peña Nieto develó una de las escultura que conforman el museo y que representa un nuevo baktún, un nuevo comienzo y una nueva era según la cultura maya.

La ceremonia de inauguración también incluyó un ritual de limpieza, efectuado por un sacerdote maya que limpió el entorno con hierbas frescas y agua pura, lo que marca una nueva era.

Durante la inauguración, el gobernador de la entidad, Rolando Zapata Bello, pidió apoyo del gobierno federal para el impulso de las actividades culturales como motor del turismo, y aseguró que el festival maya que se realiza en su entidad podría llegar a la talla que tienen el Cervantino en Guanajuato y la Cumbre Tajín en Veracruz.

Por ello, pidió que con la ayuda del gobierno federal se pueda efectuar y promover el Festival Maya de manera regular, para que se convierta en un evento que gane tradición y arraigo en nuestro país.

El mandatario estatal aseguró también que, debido a que la cultura maya aún tiene arraigo y permanencia en la comunidad yucateca, se tiene un plan para el reordenamiento cultural que incluye un espacio para su impulso y difusión.

“Hagamos que el posicionamiento que tenemos en este momento no se diluya, que logremos una permanencia y que se recuerde este 21 de diciembre no por lo que se profetizó hace cinco mil años, sino por lo que se logró para los siguientes años que vienen”, dijo.