Con la entrada del frente frío número 20 y que se está literalmente juntando con el 19, se pone en más riesgo a la población vulnerable de ciertas zonas de la capital poblana.

De hecho, los lugares que más preocupación están generando en las autoridades por el incremento paulatino de las bajas temperaturas, son las comunidades del municipio ubicadas en las zonas altas de la región.

Lo anterior, pone en peligro a por lo menos 60 mil habitantes en zonas vulnerables como San Miguel Canoa, San Aparicio, San Miguel Espejo y La Resurrección, lugares que prácticamente se encuentran a en lo alto de las faldas de La Malinche.

Al respecto, el director de Protección Civil en el Municipio, Gustavo Ariza Salvatori alertó a la población vulnerable en estas comunidades a seguir las recomendaciones de la dependencia para prevenir decesos por el frío.

Indicó que la situación se está complicando debido a que el frente frío número 19 se encuentra estacionado, por lo que la entrada del frente número 20 ocasionará aún más bajas temperaturas en el municipio de Puebla.

Por lo anterior, el funcionario municipal reconoció que aunque en todo el municipio se ha sentido frío, las principales zonas afectadas por la temporada han sido juntas auxiliares, donde las viviendas son construidas de cartón o en condiciones precarias.

Para el funcionario municipal esta situación es la que pone en riesgo a una mayor cantidad de ciudadanos que viven en estas circunstancias.

Ante ello, el titular de la dependencia, dio a conocer que se continúan con los recorridos en las juntas auxiliares donde hay familias que habitan en viviendas precarias y que ante la falta de un lugar abrigador, recurren al uso de anafres para calentarse.

Entre las recomendaciones que ha emitido la dirección de Protección civil municipal desde que inicio la temporada de fríos destacan: sellar puertas y ventanas con papel periódico para originar calor al interior de casas de cartón o de lámina, evitar utilizar aditamentos para calentarse, como anafres, ya que ello puede ocasionar intoxicación por la inhalación de Dióxido de Carbono.

En caso de utilizar calentadores en viviendas cerradas, la recomendación de Protección Civil municipal es mantener ventiladas las viviendas para que circule el aire y no se acumule el Dióxido de Carbono, que es de alto riesgo para la población, principalmente en niños y personas de la tercera edad.

Al final, el funcionario municipal, reiteró que la temporada de frío, la cual está afectando principalmente la zona norte del país, continuará todo el mes de enero y gran parte del mes de febrero, por lo cual,  exhortó a la población a mantenerse abrigada.