Con el fin de garantizar el cumplimiento de la Ley Federal de Protección al Consumidor, y las normas oficiales vigentes en beneficio de los automovilistas, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) aplicará de manera permanente su programa de verificación a gasolineras.

La institución señaló que el objetivo del programa es garantizar a los consumidores que se les despache litros completos y a los proveedores dar certidumbre de que dichas acciones se practican de forma transparente y apegados a las normas.

Expuso que con base en lo dispuesto en las Normas Oficiales Mexicanas 005 y 185, personal de la Profeco visita aleatoriamente las diversas gasolineras del país para confirmar que operen de manera adecuada con los nuevos dispositivos electrónicos de confiabilidad y con el software correspondiente.

Con este operativo, la Dirección General de Verificación de Combustibles revisa que cada una de las bombas de los dispensarios de gasolina cuenten con los hologramas de verificación correspondiente.

Asimismo que muestren el precio a la vista y la leyenda que exhorte al consumidor checar que los indicadores marquen cero antes de que se le despache el combustible.

Refirió que con apoyo del nuevo software corroboran que los instrumentos de medición de los dispensarios no hayan sido alterados.

Por otra parte, la Profeco recordó que las gasolineras que adquirieron el software antes del pasado 26 de octubre, y se inscribieron al esquema de reconocimiento de la Secretaría de Economía, tienen hasta el 31 de enero para que se les instale.

Así, a partir del 1 de febrero próximo todas las estaciones de servicio serán verificadas con total apego a lo establecido en las normas vigentes, por lo que aquellas que no cuenten con los dispositivos podrían ser sancionadas, apuntó.