El Deportivo La Coruña, penúltimo, sigue sin conocer la victoria de visitante y, pese a cobrar ventaja con un gol de Pizzi a los 27 minutos, acabó empatando 1-1 con la Real Sociedad, que niveló por vía del mexicano Carlos Vela (45) y alargó a cuatro su racha de partidos invicta en su estadio.

El Deportivo exhibió su cara más combativa en la igualada con la Real, mordiendo en el mediocampo y haciendo daño a la contra. Así llegó el primer gol: robo de Alex Bergantiños a Asier Illarramendi y asistencia para Pizzi, quien picó suave sobre la salida del chileno Claudio Bravo.

Cuando parecía que los visitantes llegarían con ventaja al descanso, Vela subió el empate en una jugada sin aparente peligro, en que ganó la posición a Jesús Vázquez, pisó área y se perfiló para un zurdazo con efecto, inapelable al poste derecho de Daniel Aranzubia. Fue su octavo tanto en el torneo.

El cuadro gallego mantuvo el ánimo de pelear el partido, pero la empresa se engrandó con la rigurosa expulsión de Evaldo con media hora por jugar y las mejores ocasiones correspondieron a la Real, con una volea a las nubes de Griezmann a centro de Vela y un derechazo del mexicano, también alto.