Lo que podría ser un “pacto de amor” terminó con la muerte por suicidio de dos jóvenes vecinos de Santa María Coronango, quienes primero fueron vistos en un baile y después aparecieron sin vida en puntos separados y en horas distintas, teniendo en común el recado póstumo de la joven mujer quien escribe “va a alcanzar a su novio” y deja el nombre de ella y de él.

Sin que se conozca a ciencia cierta el motivo del suicidio la Procuraduría General de Justicia (PGJ), a través del Ministerio Público de San Pedro Cholula, informó de la muerte de Néstor Macuil, quien tenía 18 años de edad, hallado sin vida, la mañana del lunes dentro de su domicilio, en San Martín Zoquiapa, Coronango.

El ahora occiso estaba en el traspatio de su casa, se ahorcó con una cuerda que amarró a una de las ramas de un árbol, sin dejar recado póstumo, aunque su familia asegura que se encontraba deprimido. Al respecto el representante social dio entrada a la averiguación previa 152/2013/SPECHO.

Por la tarde del mismo lunes 14 de enero, el Ministerio Público fue informado de otro suicidio, el de Zeida Huitzil Xilotl, de 17 años de edad, quien fue hallada sin vida en los campos deportivos de la calle Baja California, en un paraje conocido como El Almellar, donde se ahorcó con una cuerda que amarró a una de las ramas, el otro extremo se lo amarró al cuello y se dejó caer para quedar suspendida.

La joven antes de quitarse la vida dejó un recado póstumo que indicaba que no se culpara a nadie de su decisión, que ya no se pelearan, que iba a alcanzar a su novio y dejó al final escrito “Néstor y Zeida, juntos por siempre”.