El conflicto por la disputa del predio denominado “La Isla” en la central de abastos fue retomado por el Consejo General de este lugar así como bodegueros.

Este predio que fue la disputa de por lo menos 10 años por parte de los bodegueros en contra de un particular que puso una comercializadora de carne PRAID, ahora vuelve a ser un foco rojo para la administración municipal.

Y es que integrantes del Consejo General de la Central de Abasto así como bodegueros del lugar se manifestaron en Palacio Municipal para exigir al ayuntamiento se frenen abusos y actos de corrupción de funcionarios municipales.

Lo anterior, con la finalidad de exigir al presidente municipal, Eduardo Rivera derribe la construcción ilegal de 4 locales que serán destinados para nuevos negocios en este terreno.

Al respecto, el secretario general del Consejo de la Central de Abastos Puebla, Luis Pinto Medel se ha otorgado de manera irregular licencias de construcción para edificar nuevos locales en el lugar.

Indicó que funcionarios de la administración municipal han caído en actos de corrupción al entregar licencias de construcción y funcionamiento para la apertura de negocios en este terreno a pesar de que los solicitantes no cumplen con los requisitos.

El representante de los bodegueros aseguró que se han expedido licencia para la apertura de un local para venta de carne, importaciones, regalos y antojitos a pesar de que se trata de un espacio que está aún en litigio.

Pinto Medel aseveró que en primera instancia el ayuntamiento debe revocar de manera inmediata las licencias otorgadas para la apertura de estos negocios, situación que se había solicitado hace dos meses y al hacerse caso omiso optaron por recurrir a esta protesta.

El integrante del Consejo General aseguró que cualquier construcción en el predio “La Isla” es ilegítima porque anteriores administraciones se lo otorgaron a particulares, situación que los obligó a entablar diversos litigios que hasta el momento se mantienen.

Ante ello, interpusieron un nuevo proceso jurídico para que se obligue al ayuntamiento a frenar el otorgamiento de los permisos o en su caso proceder a la demolición de los locales.

Acusaron que durante los últimos 10 este tiempo se ha permitido la invasión de áreas verdes, estacionamientos y hasta camellones para permitir la construcción de empresas propiedad de particulares, en cambio a ellos, los tienen en completo olvido.

Pusieron como ejemplo el problema registrado en el predio de La Isla, donde en 2011 fue derribada una barda que habían colocado los bodegueros para frenar la apertura de la empresa de cárnicos PRAID, debido a que donde fue construida se trata de un área común que vendieron ilegalmente autoridades municipales anteriores.

El presidente del Consejo de la Central de abasto aseveró que lo mismo ha ocurrido en otros predios donde de la noche a la mañana dejaron de ser áreas verdes para convertirse en estacionamientos públicos que solo benefician al ayuntamiento y a particulares.

Alrededor de 20 camiones de carga bloquearon las calles del primer cuadro de la ciudad así como mil bodegueros de la Central de Abasto protestaron por el incumplimiento del Ayuntamiento en remediar diversas irregularidades que se cometen al interior de este lugar.