Ante la desbandada de militantes que presentó el Partido Acción Nacional los últimos días del año pasado y el registro de solamente 20 por ciento de sus adherentes, el rector de la Universidad de las Américas (UDLAP), Luis Ernesto Derbez Bautista, aseguró que se necesita un cambio serio que incluye el cambio del presidente nacional, Gustavo Madero Muñoz, quien no realizó un buen trabajo al frente de ese instituto político nacional.

El rector de la UDLAP se mostró confiado en que el partido blanquiazul llegará mucho más fuerte al proceso electoral estatal que se llevará a cabo el próximo 7 de julio, a pesar de la desbandada de una importante cantidad de militantes registrados en el ámbito nacional, por lo que agregó que el PAN está en un momento de aplicar un cambio serio donde se piense de qué manera pueden regresar el espíritu y al idealismo inicial de esa organización política.

Un paso importante que debe dar el Partido Acción Nacional en el futuro inmediato es reencontrase con su ideología de origen porque, desde su perspectiva, lo que le ocurrió es que con la llegada de Vicente Fox Quesada a la Presidencia de la República hace 12 años, el partido político se convirtió en una agencia de empleo donde a muchos les resultó fácil inscribirse en el padrón partidista para obtener o conservar su trabajo.

Para Derbez Bautista eso fue un gran error del panismo nacional porque hicieron lo mismo que el Partido Revolucionario Institucional en su mejor momento, que fue la incorporación de muchos ciudadanos que al final no estaban convencidos de los ideales del partido, pero además ni siquiera conocían, pero que aún así se afiliaron porque era la manera de conseguir un empleo en la estructura de gobierno.

El integrante del PAN nacional dijo que esa dinámica se presentó creciente a lo largo de los dos últimos sexenios gubernamentales, encabezados por panistas desde Vicente Fox Quesada hasta Felipe Calderón Hinojosa, “la gente pensó que nos íbamos a quedar toda la vida en la Presidencia, y al hacer eso empezamos a tener adherentes y miembros del partido a personas que no tenían ningún interés en el PAN”, es más, dijo que la mayoría eran ciudadanos que ni siquiera conocían la historia del instituto político.

El escenario poblano
Desde la perspectiva de Derbez Bautista, el panorama en Puebla no resulta tan desfavorable para el blanquiazul porque —aseguró— si se realiza el “amarre” de lanzar al partido en coalición con otros institutos políticos existen muchas posibilidades de ganar, desde la capital del estado —hoy en día gobernada por un panista— hasta el resto de la entidad poblana.