El presidente municipal, Eduardo Rivera descartó que la contratación de nuevos elementos de la policía que proceden de otros estados del país no pone en riesgo de que integrantes del crimen organizado o mandos relacionados con ellos puedan infiltrase en la corporación de Puebla.

Lo anterior, luego de que se diera a conocer la contratación de policías que vienen de otros estados para incorporarse a las filas del municipio poblano.

El edil poblano aseguró que el proceso así como los requisitos que se implementan como filtros para la aceptación de nuevos elementos garantiza que se puedan contratar a personas relacionadas con la delincuencia organizada.

Indicó que para tal efecto cualquier aspirante a ingresar a la policía ya sea de la Academia de Policía o personal que antes laboró en otras corporaciones tienen que aprobar el examen de control de confianza así como el hecho de no estar en la base del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Rivera Pérez aseguró que el ingreso de nuevos elementos está debidamente vigilado para evitar un ingreso que no cubra con las expectativas que requiere la dependencia y los ciudadanos.

“Estamos tomando las medidas necesarias para que no ocurra este tipo de situaciones porque al final estamos cumpliendo este tipo de parámetros de control, por lo que preferimos hacer una contratación cuidadosamente antes de precipitarse para cubrir un número de policías para la capital”.

En este sentido, el alcalde poblano afirmó que por ningún motivo la Secretaría de Seguridad Pública hará contrataciones irresponsables de personas que no cumplan con los perfiles que se requieren para incorporarlos a las fuerzas policíacas del municipio.

En este sentido, aseveró que la convocatoria para la contratación de nuevo personal de la policía en todo caso tiene el candado de aceptar exclusivamente a elementos de otras corporaciones que pidieron su baja voluntaria o que están inactivos, por lo que todos aquellos que hayan sido dados de baja por cualquier razón no entran en los planes del ayuntamiento por sus malos antecedentes.