El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) levantará su propio censo de maestros, alumnos y escuelas, a fin de corroborar los datos que obtenga el INEGI en diciembre de este año.

Este viernes, la SEP informó que a finales de 2013 darán a conocer la base de datos generada por el censo nacional que levantará el INEGI de septiembre a noviembre en las más de 220 mil escuelas públicas y privadas de educación básica.

A la par del instituto especializado en hacer encuestas censales, el gremio magisterial que dirige Elba Esther Gordillo también recabará su base de datos, con el objetivo de tener sus propias cifras y cotejarlas con las obtenidas por la SEP. Los secretarios generales de las secciones 10 y 11 del DF, Jaime León y Juan Gabriel Corchado, respectivamente, informaron que el censo del SNTE empezó a levantarse hace más de una semana y durante este año levantarán su base de datos.

Entrevistados en el marco de la “Jornada por la Defensa de la Educación Pública” que llevaron a cabo en el Monumento a la Revolución, los dirigentes sindicales aseguraron que no tienen ninguna intención de sabotear el censo que aplicará el INEGI.

No obstante, Jaime León consideró que la información recabada por el INEGI estará sesgada, debido a que es muy probable que cuando hagan las visitas van a encontrar ausencias de maestros, porque no todos trabajan a la misma hora.