Representantes de sindicatos y organizaciones sociales cuestionaron la administración del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas al advertir que solo se está privilegiando su imagen, pero en los últimos dos años ha incrementado la pobreza y los apoyos al campo por parte de las autoridades estatales prácticamente desaparecieron.

En conferencia de prensa, los representantes dieron lectura a un comunicado y además cuestionaron que se haya comprado con recursos públicos una “rueda de la fortuna” que costará a los poblanos cerca de 200 millones de pesos.

Alejandro Tapia, representante legal de diversas agrupaciones, advirtió que los 200 millones que costará la rueda de la fortuna pudieron aplicarse directamente en apoyos a los campesinos con obras de riego, semillas mejoradas, fertilizantes y con ello comenzar a abatir la pobreza en que vive este sector.

Indicó que hasta ahora el apoyo al campo se ha traducido en entrega de mototractores que se demostró técnicamente que no sirven en el estado por el tipo de suelos que hay, o bien se da la agricultura por contrato para medianos o grandes productores, mientras los campesinos en general que representan el otro 80 por ciento siguen enfrentado la pobreza.

Dijo que a esa cantidad habrá que sumarlo los 128 millones de pesos que gasta el gobierno del estado para publicitar su imagen siendo que existen otras prioridades, por ello la gente se ha cansado del actual gobierno, al cual reprobó durante el Segundo Informe de Gobierno el pasado 15 de enero.

En la conferencia de prensa denunciaron el excesivo uso de la fuerza pública en contra de las organizaciones sociales que se han manifestado de manera pacífica en contra de las decisiones de las autoridades. Indicaron que mientras a nivel estado la delincuencia va en aumento y lamentablemente los números de homicidios crecen la presencia de las fuerzas de seguridad se utilizan para intimidar a quienes protestan.

Cuestionaron que no haya el verdadero diálogo con las organizaciones para resolver los problemas que enfrentan. Señalaron que en la marcha pacífica que realizaron el 15 de enero para protestar en contra del gobernador ejerciendo un derecho constitucional fue bloqueada por la policía antimotines, pese a que en ningún momento se pensaba en un acto de agresión, solo ser escuchados.

Entre los pendientes que presentaron se encuentra el que no se han reinstalado a los 41 profesores de las secciones 51 y 23 del SNTE que fueron cesados en el mes de junio de 2012.

En el caso de los trabajadores despedidos de Luz y Fuerza del Centro en la Sierra Norte de Puebla, el gobierno del estado se ha negado a presentar alguna alternativa, pero además el gobernador nunca visitó esa zona.

Además, expusieron el problema de los dueños de los moto taxis, ya que mientras a estos se les persigue se ha permitido que los llamados taxis locales comiencen a prestar el servicio fuera de la zona que tienen autorizada generando un problema de competencia desleal a los autos de alquiler con permiso estatal.

Los quejosos comentaron que a pesar de las promesas de campaña para atender a los defraudados por las cajas de ahorro, el gobierno del estado los abandonó y nunca más fueron recibidos por las autoridades.