El vocero del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP), Miguel Guerra Castillo, se mostró de acuerdo con la propuesta del senado de la república, de ya no destinar recursos del erario público nacional, para sostener a los delegados que actualmente tiene el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en las diferentes regiones del país, porque desde su perspectiva, el recurso económico de los mexicanos no debe reforzar el poder de la dirigencia magisterial.

En ese contexto, el líder de los maestros disidentes del Estado de Puebla, reveló que en la actualidad, es necesario que el sindicato que encabeza la maestra Elba Esther Gordillo Morales, deje de utilizar a aproximadamente unos 100 mil profesores en los 32 Estados del país, porque la final de cuentas, tiene claro que no trabajan en beneficio de la educación y sí responden a los intereses personales y de grupo de la líder vitalicia del SNTE.

Ante eso, Miguel Guerra Castillo, reveló que en el territorio poblano, se estima que existen unos 600 aviadores, quienes no realizan ninguna actividad al interior de las instituciones educativas públicas y solamente llevan a cabo actividad política a favor de diferentes partidos, sobre todo del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Nueva Alianza (PANAL).

Para el vocero del consejo democrático magisterial poblano, todos esos aviadores deberían dejar de mantener ese tipo de cargos, porque literalmente viven del erario público y se dedican a actividades personales, que responden a los intereses de pocas personas y particularmente de la líder del sindicato magisterial del país, Elba Esther Gordillo Morales, por eso se pronunció porque desparezcan esas figuras decorativas dentro del sistema escolar poblano.

En relación a la permanencia de Gordillo Morales como presidenta nacional del SNTE, Guerra Castillo, aseguró que ya es demasiado tiempo el que la maestra lleva al frente de esa organización nacional, que ya está en condiciones de democratizarse y de cambiar de dirigencia, “los tiempos de la maestra ya deben terminarse para bien del sindicato y del país”.

Miguel Guerra Castillo, reiteró que la propuesta realizada por los senadores del partido blanquiazul, en el rubro educativo, solamente está enfocada en la privatización del sector, que no se debe permitir, porque en el discurso, los simpatizantes del proyecto elbista fomentan la educación pública, cuando en la realidad, refuerzan todo lo contrario, lo que demuestra que buscan reforzar el proyecto neoliberal y las tendencias privatizadoras en la educación nacional.