Después de terminarse el peritaje y revisión de las afectaciones en el Templo de Santa Mónica después de un incendio registrado por una veladora, el Ayuntamiento de Puebla solo colaborará en la restauración de la pintura exterior e interior de la iglesia.

Al respecto, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Felipe Velázquez Gutiérrez informó que ya recibieron notificación oficial por parte del gobierno federal, específicamente del INAH, de que los trabajos de intervención que tendrán que hacerse al interior de la iglesia.

Indicó que esto se desprende del dictamen que realizó la empresa con la que se tiene contratado un seguro de daños para resolver las afectaciones en caso de siniestros o emergencias.

El funcionario municipal precisó que se solicitó la colaboración del Ayuntamiento para correr con los gastos de la pintura exterior e interior que se requiera, de la que aclaró, todavía no tienen un estimado del costo.

Velázquez Gutiérrez aclaró que el mantenimiento y mejoramiento de la fachada del recinto está incluida en el proyecto de intervención del corredor turístico Los Fuertes-Catedral, por lo que más adelante tendrán que definir qué faltaría por cubrirse con estos trabajos.

El funcionario también precisó que no hay fecha para que el gobierno municipal pueda comenzar con esta colaboración, pues dependerá de que la empresa y autoridad que se encarguen del proyecto, definan el momento.

De hecho resaltó que la cooperación que haga el ayuntamiento en esta intervención será en coordinación con el INAH, toda vez que por la naturaleza y valor histórico del inmueble, lo mismo que de los elementos en su interior, se tratará de un trabajo especializado.

En cuanto a los acabados de la iglesia, Velázquez Gutiérrez afirmó que hay una orden de religiosas que donará hojas de oro, que servirán para reponer la decoración interior que con este mismo material, que es muy costosa y que resultó dañada en el incendio.

Cabe destacar que la madrugada del pasado 3 de enero, al parecer a consecuencia de una veladora, se produjo un incendio en este edificio del siglo XVII, que por su valor histórico es catalogado por el INAH como Patrimonio Cultural de la Humanidad.