El Ayuntamiento de Puebla concluyó la elaboración del Atlas de Riesgo del Municipio de Puebla, el cual marca que por lo menos 6 mil personas que habitan en asentamientos irregulares viven en riesgo.

Este Atlas de Riesgo de Puebla contiene toda la identificación de riesgos por fenómenos naturales que afectan más a la capital poblana como lluvias, inundaciones, incendios entre otros.

Entre las zonas del municipio que están consideradas como focos rojos en el nuevo Atlas de Riesgos se encuentran barrancas y ríos ubicados al Norponiente de la ciudad en cuestión de inundaciones, San Miguel Canoa y San Aparicio en cuanto a fuertes fríos.

Sobre ductos de Pemex, el Atlas de Riesgo informa que más de 6 mil familias que habitan, principalmente al Norponiente de la ciudad se encuentran en riesgo, debido a  que se ubican cerca de los dos corredores importantes de la paraestatal. Aunque han sido informados de la peligrosidad que implica vivir cerca del lugar, solo alrededor de 100 familias han optado por retirarse tras ser notificados.

Durante la Presentación, el Alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, señaló que con la elaboración del Atlas de Riesgos del municipio, se podrá conocer sobre la historia de la inundaciones y desbordamientos de la región, historia sísmica de la región, actividad volcánica, incendios forestales, los usos de suelo y vegetación en la ciudad por hectárea, clases de vegetación, la concentración promedio anual por contaminante atmosférico, entre otros temas.

El presidente municipal, reconoció que debido a que Puebla ha crecido de manera desordenada,  no se ha respetado las áreas naturales, por lo cual el gobierno municipal ha estado ocupado en hacer acciones funcionales medibles a corto, mediano y largo plazo.