Joel Juárez Torres, alias “El Pelón”, y David Saldaña Gómez de 36 y 32 años respectivamente, presuntos miembros del crimen organizado, son los principales sospechosos de la ejecución de Fernando González Cervantes, de 36 años de edad, empleado de Petróleos Mexicanos (Pemex) ocurrido el 1 de octubre de 2012, de acuerdo con reportes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Ambos sujetos, detenidos por la Policía Ministerial del Estado (PME) en el mes de diciembre, fueron trasladados a las instalaciones del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Huejotzingo y puestos a disposición del juez de Primera Instancia, una vez que se terminó el arraigo otorgado por un juez de la materia.

A decir de la PGJ, los dos detenidos fueron quienes asesinaron de dos impactos de arma de fuego en la cabeza a Fernando González, a quien dejaron dentro de su camioneta Nissan X-trail, en terrenos de labor ubicados en San Rafael Tenanyecac, de San Martín Texmelucan, tras sostener una discusión por problemas en la comercialización de hidrocarburos robados.

El parte de la PGJ indicó que investigaciones por parte de la PME, así como la de peritos del área de Criminalistica —además del Ministerio Público—, los llevaron al esclarecimiento del crimen del empleado de Pemex que formó parte de una serie de crímenes por el control de “la plaza” para el robo y la comercialización de combustóleo.

Tras el asesinado de González Cervantes, el fuero de lo común dio inicio a la averiguación previa 670/2012/SnTemexlucan, donde se tomaron en cuenta informes sobre quiénes fueron las ultimas personas con las que fue visto el empleado asesinado, así como las huellas halladas dentro de la camioneta, además de informes desde Santa María Zacatepec donde cuatro miembros de una banda de ladrones de productos de Pemex fueron asesinados con disparos de rifles de asalto, en una emboscada que les tendieron una banda rival por el control de la plaza.

De hecho, la PGJ habría informado en el mismo mes de octubre que cuatro de los consignados por la balacera ocurrida a las puertas de un Oxxo estarían relacionados con los del crimen en San Martín Texmelucan y en la colonia Flor del Bosque, días después.
 
Ligas con grupos de malandros
La PGJ el 7 de octubre de 2012 habría informado de la detención, por parte de elementos de la PME, de Claudio Cuautle Tepale y de sus hijos,Miguel y Alfredo Cuautle Tirado, como presuntos responsables de la muerte de cuatro personas que se encontraban fuera de una tienda de conveniencia, en la carretera federal a Santa María Zacatepec, de acuerdo con informes que se encuentran radicados en la averiguación previa 3146/2013/SNPECHO/PGR.

Este informe indica que la madrugada del 29 de agosto de 2012, en el kilómetro 92.5 de la junta auxiliar de Santa María Zacatepec, del municipio de Juan C. Bonilla, un grupo de hombres armados con rifles de asalto AK-47 y 9 milímetros, dispararon contra cinco personas que se encontraba en ese lugar falleciendo como consecuencia Martín Técotl Tiburcio, Gastón Espinoza Sánchez, David Barrios López y Miguel Mejía Contla, además de que hubo un lesionado que aportó la información necesaria para la detención de los presuntos agresores.

Se dijo que la disputa por la plaza en el robo y venta de hidrocarburos robados fue el móvil de la agresión.

Se adelantó que estas mismas organizaciones delictivas que se disputan el terreno estarían implicadas con las ejecuciones en San Rafael Tenanyecac de San Martín Texmelucan y en la colonia Flor del Bosque de la ciudad de Puebla. Este último no se ha resuelto.