Será el próximo lunes cuando el presidente municipal, Eduardo Rivera cuando inicien los trabajos de pavimentación con concreto hidráulico del Camino Interestatal de Tlaltepango con aportaciones municipales.

Lo anterior, luego de que el edil anunciara que ya se dio el fallo de la licitación pública para que inicie la reconstrucción de esta vialidad abandonada por anteriores administraciones tanto municipales como estatales.

Al respecto, el edil poblano destacó que la obra tendrá un costo total de 23 millones de pesos que recuperaron en la federación de solicitudes pendientes de dinero que no entraban a las arcas municipales.

El alcalde poblano destacó que la obra se ejecutará a base de concreto hidráulico debido a que es más resistente para soportar la gran cantidad de agua que baja desde el estado de Tlaxcala hacia Puebla, situación que fue la principal causa de que la actual carretera se dañara severamente.

Indicó que el tramo a intervenirse va desde la Carretera Puebla-México hasta las inmediaciones con Tlaxcala que comprende alrededor de 1 kilómetro y medio de esta avenida interestatal.

Rivera Pérez aseveró que se hizo un diagnóstico estructural de la calle, mismo que arrojó como resultado que esta vialidad requiere de una reconstrucción total por que en más del 80 por ciento de la misma se encuentra en pésimas condiciones que no son reparables solo con un trabajo de bacheo o repavimentación, sino a través de una reconstrucción total.

Dentro de los trabajos que se harán se incluye no solo la reconstrucción de la calle, sino se tiene planeado convertirlo en un bulevar, es decir, como si se tratara de una entrada principal a la ciudad de todos los que viven en la zona y de los que vienen de Tlaxcala.

Para lo anterior, se requiere de una ampliación de la vialidad a 4 carriles y no solo dos como está en este momento, se requiere de la implementación de alumbrado, drenaje, y otras obras complementarias que incrementan su costo.

Se determinó hacer la obra con el concreto hidráulico para que la nueva vialidad tenga mayor resistencia y durabilidad en una superficie total de 14 mil metros cuadrados, ancho de 10.62 metros, camellones nuevos, 3 mil 700 metros lineales de guarniciones.

Adicionalmente, se construirá un drenaje pluvial y sanitario en la carretera, constará de 900 metros lineales de drenaje sanitario y 240 metros de drenaje pluvial para enviar las aguas que se acumula en esta cuenca hacia dos barrancas que se ubican en el lugar.