Las inconformidades de los locatarios del Mercado Amalúcan fueron atendidas por el director de Mercados del Ayuntamiento, Ricardo Larracilla Herrera quien puntualizó que las obras así estaban programadas y los comerciantes sabían de esto.

Es decir, que el ayuntamiento invirtió en el cambio de nichos y tuberías del sistema eléctrico del mercado 2 millones de pesos y los locatarios tendrían que hacer sus contactos independientes con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En este sentido, el funcionario municipal aseguró que este tipo de intervenciones se tienen que realizar así debido a que los contratos con la CFE son individuales y cada uno de los beneficiados los tiene que hacer para rendir cuentas con la paraestatal.

Indicó que este tipo de obras se realizan con la intervención del ayuntamiento para otorgar la suficiente infraestructura para dejar en óptimas condiciones la red de suministro eléctrico, pero son los locatarios los que tienen que hacer su contrato de conexión como lo establecen los contratos.

“Desde un principio ellos sabían que esta es la dinámica que se sigue, nosotros no nos podemos saltar a otras instituciones como en este caso la Comisión Federal de Electricidad quien es la encargada de hacer contratos individuales y no con el ayuntamiento”.

Larracilla Herrera explicó que las condiciones son muy claras pues el ayuntamiento los dotó de la infraestructura necesaria y los locatarios tienen que conectarse como lo marca la norma y los contratos con la dependencia autorizada.