El presidente municipal Eduardo Rivera anunció que será este fin de semana cuando inicien las obras para la transformación del Rastro Municipal en uno Tipo Inspección Federal.

Esto, luego de ganar un segundo litigio a la exconcesionaria Ingeniería y Tecnología de Oriente (ITO), la cual incluso abre la posibilidad el alcalde poblano de recuperar los recursos por el daño patrimonial y reinvertirlos en este proceso.

La empresa Asfaltos y Construcciones, SA de CV, será la encargada de realizar las obras en el Rastro Municipal para convertirlo en Tipo Inspección Federal con una inversión de 32 millones de pesos.  Lo anterior permitirá que se inicien los trabajos esta misma semana para la construcción del área de matanza y corrales de los animales que serán sacrificados en este lugar.

El presidente municipal precisó que en una primera etapa se tiene contemplada la construcción de la línea de sacrificio de cerdos como nave alterna al Rastro Municipal y donde se podrán sacrificar hasta 2 mil animales diarios con un sistema higiénico y moderno.

Recalcó que el equipamiento de la zona de matanza será completamente nuevo, con sistemas de refrigeración, cámaras frías y corrales que estarán funcionando a más tardar en el mes de mayo del siguiente año, dado que se prevé que las obras tengan una duración de 6 meses.

El edil poblano señaló que el costo de las obras será de alrededor de 32 millones de pesos, producto de recursos propios del ayuntamiento de 2012 y 2013, por lo que se descarta un endeudamiento de la comuna.

Recalcó que la intención es entregar al final de esta administración municipal un rastro Tipo Inspección Federal, para lo cual se estaría utilizando este apoyo para la ejecución de obras del área de sacrificio para bovinos y ovinos.

Por su parte, el director de Industrial de Abasto Puebla, Alejandro Landero León, detalló que en este momento se sacrifican hasta 450 cerdos diarios, pero con el proyecto se incrementaría hasta en 2 mil 500 cerdos sacrificados por día, es decir, 5 veces más.

También señaló que adicionalmente al inicio de la primera etapa del rastro TIF, se tiene el plan de invertir 10 millones de pesos para instalar una geomembrana en el rastro para crear composta, un área de reforestación y la instalación de biodigestores para crear gas que permita generación de energía propia.

En este sentido, Landero León destacó que con la instalación de la membrana para convertir los desechos de los animales en composta, que es reutilizada para abono de camellones, parques y áreas verdes del municipio se puede ahorrar un millón de pesos al año que paga la comuna a una empresa particular de Atlixco que se encarga de este proceso.

Además, el administrador del Rastro Municipal reiteró que con la instalación de biodigestores en este inmueble se permite generar su propia energía al matadero, con el fin de ahorrarse un millón de pesos al mes por cuestión de gastos de energía eléctrica y 240 mil pesos al mes en el uso de gas.

Alejandro Landero León reiteró que en este momento el Rastro Municipal está funcionando ecológicamente bien, sin causar contaminantes, con la completa limpieza de la carne y con los demás proyectos se consolida de manera real la conversión del matadero en un rastro TIF.