Ricardo La Volpe sufre de un problema de aneurisma de la aorta abdominal, lo cual prende focos a su carrera como técnico. El argentino aseguró en entrevista que si los médicos le piden que deje de dirigir, lo hará, ya que ante todo está su salud.

“Si los médicos te dicen, usted de tanto tiempo que está dirigiendo, de tanto tiempo que está haciendo corajes, presión, tensión, llega un momento en que medicamente te digan basta, pues es basta”.

Agregó que “no tengo duda que en la carrera de un técnico sabemos de la presión y la tensión, del coraje, en partidos como el de ayer que de repente estás tranquilo en un 2-1, luego pasas a un 3-2 y terminas con un 4-3, todo eso te va llevando a hacer corajes. Hay que tratar de salir de la situación, tener una intervención quirúrgica y después veremos, en este caso eso pasa a segundo plano”.

El entrenador ratificó que se sentará esta tarde a platicar con la directiva del Atlante para saber cómo enfrentarán este reto que tiene el argentino, pues está la posibilidad de que, si los médicos así lo determinan, pueda seguir con las riendas de los Potros, tras la operación a la que se someterá.

“Es una cuestión de ellos, hoy vamos a tener una reunión, yo realmente no sé lo que se requiere, si sale todo bien y puedo salir en dos días, si me dan las facilidades de trabajar o me dicen que necesito reposo, todavía no sé”.