Con una concurrida asistencia en el pancracio poblano, la tercia de los técnicos salió airosa de la batalla estelar, con la llegada del luchador australiano, Thunder quien capitaneó el bando consentido de la porra fresa.

La Máscara y el "toro blanco" Rush, conformaron la mancuerna perfecta con su colega encapuchado, que con su estilo de pelear y su fuerza física sacudieron a los "Hijos del Averno" (Averno, Mephisto y Terrible) durante la primera y tercera caída de la noche.

Averno y La Máscara iniciaron el encuentro, donde se midieron sus fuerzas al intercambiarse un par de llaves al estilo grecorromano y un cuantos costalazos sobre la lona.

Posteriormente fue el turno para Rush y Mephisto, que del mismo modo se dieron cuerda entre pierrotazos, pero el momento para el australiano llegó al enfrentarse con el "TRT" quien era el más cercano a la corpulencia del rival extranjero.

Mientras Thunder ponía en apuros a Terrible, el dueto científico sometió a espaldas planas a Mephisto y Averno para obtener la primera caída.

En el segundo episodio, los técnicos llevaban la ventaja del encuentro, pues uno por uno comenzó dar muestra de sus habilidades para con los rufianes.

Sin embargo, en una oportunidad de distracción del capitán técnico, Mephisto atacó a las piernas para dejarlo de rodillas y continuar la masacre en parejas.

Los rudos comenzaron su contraataque y del mismo modo con una desnucadora al estilo de los "hijos del averno" lograron dejar fuera al "toro blanco" y a La Máscara, mientras Terrible, se llevaba fuera del ring su propia batalla.

La mañosada ruda continuó a mediados del último asalto, sin embargo, cuando los rufianes creían tener acorralados a los técnicos, Thunder acomodó a sus compañeros en zona segura para que con un vuelo des de el esquinero, la Máscara se planchó sobre la humanidad de Mephisto.

Al acto Rush entró en acción con una embestida hacia Averno, mientras que Thunder acomodó a los contrarios fuera del ring para que un sorpresivo vuelo doble de Rush y Mascara, cayeran sobre los "hijos del averno".

Mientras que el australiano sometía a Terrible colocandolo a espaldas planas para recibir las tres palmadas de regla y llevarse el triunfo de la batalla estelar.