Tras señalar que en Puebla se debe erradicar la censura por ser una demanda urgente, el comisionado nacional del Partido del Trabajo, Zeferino Martínez Rodríguez, exigió que se dé una verdadera reforma a la administración pública y se combata la corrupción.

Entrevistado al acudir a entregar la plataforma electoral para el proceso 2013 a las autoridades electorales, Martínez Rodríguez mencionó algunos puntos que contiene el documento dijo que uno de ellos es el referente a la verdadera libertad de expresión.

Comentó que para el Partido del Trabajo una demanda fundamental es la acabar con la censura disfrazada, y señaló “en el documento nos comprometemos a luchar por el ejercicio irrestricto del derecho a la información y de la libre expresión de las ideas, también manifestamos la necesidad de que los medios masivos de comunicación e información se den espacios a todas las opiniones, proponemos y defendemos el derecho de que las organizaciones sociales, laborales, educativas, políticas cuenten con sus propios medios de información y comunicación masiva”.

Dijo que en Puebla hay rezagos y los diferentes poderes así como los distintos niveles de gobierno deben trabajar para que se dé el establecimiento de un federalismo efectivo, real y participativo donde hay que promover la descentralización hacia los estados y municipios de la mayor parte de las funciones públicas, políticas, administrativas y de servicios realizados innecesariamente por el gobierno federal.

Insistió en la necesidad de disponer la redistribución de los ingresos fiscales entre los tres niveles de gobierno, de modo que se dupliquen y cuadrupliquen, respectivamente los montos asignados a los estados y municipios.

El legislador se refirió al tema hacendario e indicó que no todas las ramas productivas son grandes empresas que se pretenda apoyarlas; por lo que se tienen que ver otros niveles para atender a todos los sectores productivos equitativamente en materia fiscal, por lo que dijo que entre las acciones de su partido está la de promover una distribución equitativa entre los tres niveles de gobierno, sin pasar por alto el ejercicio directo.

Dijo que en el caso de Puebla los pequeños contribuyentes (Repeco) se les debe proporcionar mayor asesoría y en el caso del Impuesto Sobre la Renta (ISR) pasó a ser controlado por las entidades federativas incrementando con ello los ingresos del estado.

Asimismo, se pronunció por la descentralización total de los programas de combate a la pobreza y asistencia al campo, estableciendo criterios claros en el manejo de los recursos, para dejarlos en manos de instancias estatales y municipales conformadas con la participación de los gobiernos respectivos y de las organizaciones sociales.

De la reforma a la administración pública, Martínez Rodríguez dijo que los objetivos fundamentales que persigue el Partido del Trabajo consisten en hacer que los llamados servidores públicos sean eso principalmente y que actúen coadyuvando al desarrollo de la reforma democrática en lugar de entorpecerla ya que de eso depende el éxito de las acciones encaminadas a un país más equitativo y productivo.

Se pronunció además por la reducción al mínimo suficiente de los aparatos burocráticos de administración e intermediación, convirtiéndolos en cuerpos profesionales, apartidistas y austeros, dignamente remunerados y controlados por la sociedad, así como vigilar estrictamente que los funcionarios públicos de todos los niveles se apeguen al cumplimiento de la ley.

Zeferino Martínez expresó que en el documento se establece que debe darse el combate abierto a la corrupción y a los abusos de las autoridades sobre los ciudadanos y las organizaciones sociales. Eliminación del secreto burocrático y de las partidas de gastos excluidas del control parlamentario y social, para hacer transparente el funcionamiento de la administración pública.