El director de Industrial de Abasto Puebla, Alejandro Landero León aseguró que no hay las suficientes garantías para consolidar la construcción de un Mercado de Carnes de alta calidad en el rastro municipal mientras la cooperativa e introductores mantengan sus diferencias.

Lo anterior, luego de que Cesar Bonilla, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios anunciara el interés de construir el Mercado de Carnes con una inversión de 44 millones de pesos.

Pese a este anuncio, el funcionario municipal destacó que mientras no se resuelvan los problemas internos, será difícil consolidar este proyecto.

Explicó que el problema radica en las diferencias de los introductores con los integrantes de la cooperativa, pues mientras unos tienen un proyecto, los otros los rechazan por ser exageradamente caro para pagarlo.

Landero León consideró que antes de que se pueda hablar de dicho proyecto, es necesario llegar a un acuerdo entre ambas partes, pues las constantes disputas entre ellos han frenado este planteamiento.

En este sentido, el funcionario municipal admitió que se trata de un conflicto interno entre particulares pero que como intermediario el ayuntamiento bien se puede resolver, pues al final traería beneficios para ellos y los ciudadanos.

Indicó que si hubiera voluntad de los introductores de carne y de la cooperativa, Puebla se convertiría en el primer municipio del país en contar con un Rastro TIF conformado por un Mercado de Carnes con certificación sanitaria.

Este proyecto que trató de iniciar Blanca Alcalá Ruiz desde diciembre de 2010 y que incluso la colocación de la primera piedra fue impedida por un grupo de introductores, aún no se consolida por conflictos entre dos grupos de introductores.