Con las reformas educativa y laboral, se pone en riesgo la pérdida total de la autonomía de los sindicatos mexicanos, aseguró el secretario general de la sección 23 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Emilio Salgado Néstor, quien reveló que con el respaldo de la Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos del Estado de Puebla (FEDESSP), recibido en días pasados, se ratifica el compromiso de la clase trabajadora por la defensa de la escuela pública y de los maestros.

El líder gremial, reveló que en la lucha emprendida, el SNTE ya no está sólo y va acompañado de las 11 organizaciones sindicales adscritas a la FEDESSP en contra de las lesiones a los trabajadores, que trae consigo la reforma educativa, “pues no se puede lesionar los derechos laborales de cada trabajador, porque el país tiene una infraestructura de nación, un desarrollo cultural y educativo, gracias al magisterio nacional”.

Ante eso, recordó que los trabajadores en general y de la educación en particular, también son padres de familia y exigen que la reforma no les quite el derecho a la educación pública.