La dirección de Protección Civil municipal se sumará a la Red de Emergencias Municipal, el cual busca obtener una respuesta de manera casi inmediata en caso de que se registre un desastre mayor en la capital poblana

Al respecto, el director de la dependencia, Gustavo Ariza Salvatori, informó que se han adquirido los aparatos que servirán exclusivamente para casos de importancia, como un desastre natural un sismo, inundación, incendio, accidentes y explosiones.

Indicó que tras la solicitud de nuevos equipos se logró la adquisición de sistemas de comunicación de última generación que permitirán estar en contacto directo con otras instancias para atender un desastre en la capital.

La intención es acabar con la “triangulación” de la información con diferentes unidades o corporaciones que participan en una contingencia de gran importancia, pues hasta el momento el sistema que se lleva retrasa la respuesta de la dependencia que encabeza para incluso salvar una vida.

El funcionario municipal explicó que este sistema será coordinado exclusivamente por la dirección de Protección Civil, ya que en una emergencia de gran magnitud se contará con una comunicación más directa entre el personal, para poder garantizar a los ciudadanos que llegarán a un hospital.

Ariza Salvatori explicó que con esta Red de Emergencias Municipal se pretende mantener una comunicación constante con dependencias que participan en un desastre mayor, como el Heroico Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, hospitales, asociaciones civiles de ambulancias, así como el Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI) con la intención de reducir los tiempos de respuesta ante una eventualidad y que los datos que se tengan sean más exactos para evitar distracciones.

“Con esto se evita la triangulación de información de emergencia, que es lo que nosotros queremos evitar; queremos ser más eficientes en los tiempos de atención en caso de una emergencia mayor.”

El director de Protección Civil municipal aseveró que con este nuevo sistema de comunicación se pretende reducir en lo más que se pueda el tiempo de respuesta, sin importar que en una contingencia de gran magnitud las calles se encuentren repletas de automóviles, lo que provoca retraso en la respuesta.

“También las cuestiones meteorológicas dificultan las acciones de labor de las empresas de las sociedades que se dedican a esto, y con esto nosotros podemos tener una comunicación más directa y evitamos la triangulación.”

Además de que se podrá “checar” el estado de los paramédicos y los bomberos que —al igual que los ciudadanos— se encuentran en un estado vulnerable; “por ejemplo, si Cruz Roja tiene 20 unidades en ese momento, nos puede destinar cinco para la emergencia mayor porque el resto están colapsadas, eso lo podemos saber”.

Incluso con este sistema se podrá conocer el parque vehicular disponible para atender una emergencia, ya que recordó que una parte importante de Protección Civil es la administración de las emergencias para llevarlas a buen fin.

Explicó que en contingencias menores que se registran casi a diario, como accidentes automovilísticos, son otras dependencias las responsables las que actúan en su momento, como el CERI y el centro de mando denominado C4.