El ayuntamiento de Puebla ampliaría el programa de dignificación de desayunadores escolares que lleva a cabo el Sistema Municipal DIF, encabezado por Liliana Ortiz de Rivera, señaló el alcalde Eduardo Rivera al entregar los desayunadores 45, 46 y 47, en San Baltazar Tetela, San José del Rincón y San Andrés Azumiatla.

Tras anunciar que restan cuatros desayunadores para cumplir la meta de 51 que se prometieron dignificar al inicio de la administración, el edil capitalino informó que continuará el programa a lo largo de 2013 en instituciones educativas que hacen falta.

De igual manera, Rivera Pérez señaló que al final de la entrega de los desayunadores escolares, su administración en coordinación con la iniciativa privada, medios de comunicación y fundaciones habrán invertido 17.6 millones de pesos, de los cuales 9 millones 980 mil fueron recursos municipales y 7 millones 697 mil pesos de los patrocinadores.

Por lo anterior, señaló que para la próxima semana serán entregados el resto de los desayunadores escolares en la escuela primaria matutina José María Morelos y Pavón, escuela primaria matutina José Clotilde Torres Ramos, escuela primaria Josefa Ortiz de Domínguez y en la telesecundaria General Lázaro Cárdenas.

Como parte de esta gira de trabajo, Rivera Pérez visitó la localidad de San Baltazar Tetela para entregar el comedor de la primaria federal matutina Melchor Ocampo, el cual contó con una inversión de 90 mil pesos por parte de Marconi Comunicación, Comex, Outlet Puebla, La Casita Poblana, Taquería La Oriental y 491 mil 350 pesos más del gobierno municipal y beneficiará a 200 alumnos del total de la matrícula que registra la institución.

“Este proyecto es posible gracias a la generosidad de ustedes, nuestros socios estratégicos; la unión y la participación de todos es el camino correcto en la búsqueda de generar mejores condiciones de desarrollo para las niñas y los niños del municipio.”

En su oportunidad, la presidenta del patronato del Sistema Municipal DIF, Liliana Ortiz de Rivera, señaló que con este programa se fortalece a la capital poblana en materia de infancia, ya que se abona para que la niñez goce de derechos como una vida mejor, la alimentación y la salud.

El programa Dignificación de Desayunadores convierte a sus usuarios, —niñas y niños de Puebla— en las y los grandes promotores de la educación alimentaria dentro de su casa, pues lo que aprenden en la escuela lo comparten con sus padres en su hogar y juntos generan un cambio cultural que impacta en su comunidad inmediata y que trasciende al resto de la sociedad.

Por su parte, la vicepresidenta de Canirac y propietaria del restaurante La Casita Poblana, Angélica Bravo Gutiérrez, mencionó que solo con la suma de voluntades es posible materializar los proyectos y programas diseñados para el bien común.

“Solo en corresponsabilidad, gobierno, iniciativa privada, padres de familia e instituciones educativas, es posible fortalecer a las familias, motivar la unidad, luchar por mantener una sana convivencia y dar un buen ejemplo a la niñez con la certeza de que en el futuro serán mejores ciudadanos.”

Posteriormente, la comitiva encabezada por el alcalde poblano inauguró el desayunador de la primaria federal matutina Gregorio Torres Quintero, ubicada en San José el Rincón, el cual contó con una inversión de 233 mil 333 pesos por parte de Fundación Mary Street Jenkins y 42 mil 944 pesos más del gobierno municipal, que beneficiará a 155 alumnos del total de la matrícula de esta institución educativa.

En su mensaje, Rivera Pérez precisó las personas más importantes que existen en un país son las niñas y los niños, ya que son el presente de toda nación, por eso el objetivo fue hacer gobierno para la infancia a través de la implementación de diferentes estrategias en la ciudad.  En su momento, Liliana Ortiz de Rivera apuntó que la niñez de la capital es el motor de la actual administración municipal, por lo que el ayuntamiento continuará trabajando a favor de la infancia en la capital poblana.

Finalmente, las autoridades municipales se trasladaron a la junta auxiliar de San Andrés Azumiatla para inaugurar el desayunador de la primaria federal matutina en el barrio de San Isidro Buena Vista, el cual contó con una inversión de 233 mil 333 pesos por parte de Fundación Mary Street Jenkins y 92 mil 396 pesos más del gobierno municipal, que beneficiará a 70 alumnos del total de la matrícula de esta institución educativa.

A destacar
Juan Eustace Jenkins, miembro del patronato de la Fundación Mary Street Jenkins, expresó que la niñez es la principal motivación de sumarse a acciones encabezadas por el gobierno municipal de Puebla, así como a proyectos como este —el de Dignificación de Desayunadores— que fortalece y mejora la calidad de vida de la infancia poblana.