Desde diciembre pasado se incrementó considerablemente la venta de figuras del Niño Dios, así como sus vestimentas en los negocios que se dedican a este giro, como consecuencia de la tradición de colocar los nacimientos en cada hogar.

En las principales calles de la ciudad de Puebla, los vendedores de figuras religiosas, comentan que la venta se triplico en estos dos últimos días (viernes y sábado) donde el registró fue de más de 60 clientes, cuando el normal en el establecimiento es de 10 a 20 personas.

“Cada incio de año es nuestra temporada fuerte, recibimos mucha más gente de lo cotidiano, por eso siempre nos preparamos previo a estas fechas para que todas las personas encuentren lo que están buscando. Principalmente, se llevan las figuras del niño Jesús y la ropita que se les pone para continuar con su tradición” comentó Juan Antonio Díaz vendedor de Niños Dios en el mercado Xonaca.

En el establecimiento ubicado en el mercado Xonaca, se venden figuran con medidas que van desde los siete hasta los 50 centímetros, las cuales puede ser de piel blanca o morena, incluso con ojos de vidrio y pestañas que parezcan reales, todo depende de las preferencias del cliente, incluso hay algunos con ojos de color azul.

Cabe destacar que la vestimenta se encuentra en diferentes presentaciones, puede ser la forma clásica o los denominados como: Niño de Atocha, Niño Doctor, Niño San Judas y Ángel de la Guarda, que son los que actualmente se encuentran en el lugar, pero existe otro tipo de ropita como el Niño Peregrino y hasta el Niño Futbolista.

“La forma de vestirlos es muy variada, pues en algunos depende de la forma de ser y en otros, porque están pagando una manda”.