Un presunto ganadero originario de Tlaxcala fue ejecutado de un disparo de arma de fuego en la cabeza, y su cuerpo fue abandonado en terrenos de cultivo del paraje Apapaxco en la Junta Auxiliar de San Martín Zoquiapan, que pertenece a Santa María Coronango. Cerca del cadáver fue hallada una camioneta Ford F-200, de color gris, que podría ser del occiso. Hasta el momento, quienes investigan el caso dicen que puede tratarse de un “ajuste de cuentas”.

Al occiso, que hasta el cierre de esta nota permanece en calidad de desconocido, le encontraron en una de las manos un cuchillo, se presume que antes de ser asesinado trato de defenderse, aunque también se dice que el arma blanca pudo haber sido dejada a propósito como un “siniestro mensaje”.

Al desconocido, del que no se dijo qué ropa llevaba puesta ni sus características físicas, presentaba una herida de bala a la altura de la cien izquierda, que pudo haber sido efectuada a quemarropa, aunque los investigadores se negaron a hacer alguna declaración.

Fueron los vecinos de la zona quienes hallaron el cuerpo sin vida del desconocido —al medio día del jueves 21 de febrero— por lo que dieron aviso a las autoridades municipales y estos al Ministerio Público de San Andrés Cholula, para que se iniciaran las primeras investigaciones.

El cuerpo del desconocido fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para que el médico legista se haga cargo de la práctica de la necropsia, en tanto que elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) realizan las investigaciones correspondientes.