Este primero de marzo entrará en vigor el nuevo reglamento para reordenar la actividad comercial en los portales Hidalgo, Morelos y Juárez, que rodean al zócalo de la ciudad de Puebla.

El nuevo reglamento establece que todos los propietarios de negocios de los portales estarán obligados a identificar plenamente el paso peatonal, las rutas de evacuación y otros pasillos, los cuales tendrán que ser liberados de cualquier objeto que pudiese representar un obstáculo o riesgo para los transeúntes.

Con mencionada acción se prohibirá también el uso de basureros, equipos de televisión y vídeo, equipos de sonido, amplificadores, máquinas expendedoras, exhibidores, entre otros objetos que obstruyan el paso y que no vayan con la nueva imagen.

Tras el reordenamiento, el ayuntamiento de Puebla podrá separar el espacio autorizado del arroyo vehicular con guarda peatones o cualquier objeto resistente que permita delimitar el área.

Aunque empresarios de los portales desconozcan la normativa para reordenarse, tendrán que acatar la disposición, sentenció el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera, luego de que este viernes acabe el plazo para que los comercios se pongan al corriente de esta medida.

“Hay dos puntos relevantes, la ignorancia en el conocimiento de la ley no los exime a cumplirla, ellos han sido tomados en cuenta en el proceso de construcción del reglamento que se aprobó en el cabildo y no quisiera que cayéramos en si ya fueron notificados o no. La norma se debe cumplir y estamos en la disposición de que se lleve cabo.”

No obstante, a decir del edil, el director de normatividad y regulación comercial, Luis Maldonado Venegas, se reunirá con los empresarios para notificarles que deberán cumplir con todos los lineamientos.

Indicó que el reordenamiento tiene la intención de mejorar el orden e imagen de los portales Morelos, Hidalgo y Juárez, con disposiciones tales como el alineamiento de mesas, de inmobiliario y la liberación de espacios para la circulación de peatones.

También el reglamento considera la prohibición de uso de logotipos, marcas o publicidad en el mobiliario de los establecimientos, nos se permite hacer perforaciones o la colocación de instalaciones fijas en espacios autorizados o en el paso peatonal.

Además, las restricciones también incluyen a los trabajadores de estos negocios, que tendrán estrictamente prohibido, a partir de la entrada en vigor de este reglamento, realizar actos de ofertas o promoción de consumo sobre el paso peatonal y en las arcadas.

También se regulará el nivel de ruido generado en los negocios que rodean al zócalo, por lo que el sonido que se genere en los portales deberá mantenerse dentro de los niveles permitidos, es decir, que de 6 a 22 horas deberán tener un nivel de 68 decibeles como máximo y de 22 a 6 horas de 65 en su nivel más alto, por lo que se aplicarán las sanciones a quienes no acaten estas nuevas disposiciones.

Por ello, a partir de la entrada en vigor de este programa se aplicarán las multas correspondientes de cuerdo al criterio de las dependencias que participarán en la regulación de esta actividad, es decir, lo que corresponda a Protección Civil, Medio Ambiente, Normatividad Comercial y otras dependencias que participen en sus ámbitos.

De no acatar las nuevas disposiciones, el ayuntamiento tiene la facultad de decomisar inmobiliario, equipo de sonido, video, sillas y mesas para liberar el paso de las personas.

Adicionalmente se harán acreedores a sanciones económicas que van de los 5 a 100 salarios mínimos o, en caso de reincidencia, se puede llegar hasta la clausura del lugar.

Payasos y franeleros se dicen victimas

Payasitos, franeleros, comerciantes informales y limpia parabrisas denunciaron abusos por parte de personal del ayuntamiento de Puebla, durante las operaciones que se realizan en la ciudad.

De acuerdo a los afectados, han sido víctimas de abuso por parte de personal de Vía Pública y elementos de la Policía Municipal, mismos que, durante recorridos, los detienen con lujo de violencia, los golpean o les roban el dinero que ganaron durante un día de trabajo.

Esta agrupación que reúne a estas personas, ofreció una rueda de prensa para inconformarse sobre estos abusos y pedir la intervención del presidente municipal, Eduardo Rivera, para que frene esta persecución de la que han sido objeto.

En representación de los afectados, Raymundo Reyes aseguró que los afectados son personas jóvenes, adultos mayores, niños y madres solteras, que no tienen trabajo y que como alternativa tienen que trabajar en las calles para ganar un sustento.

Indicó que a raíz de las diversas operaciones realizadas en la capital, este sector ha sido víctima de la violación de sus derechos con las agresiones de elementos de la Policía Municipal y de inspectores de Vía Pública.

El representante de los afectados aseguró que no es justo que las autoridades quiten fuentes de empleo pero no den solución o alternativas para acceder a un trabajo digno en beneficio de sus familias.

Raymundo Reyes destacó que las autoridades sólo están provocando que se conviertan en delincuentes por la falta de estrategias para terminar con el desempleo que hay en la capital y en el estado.

Por ello, exigieron al presidente municipal, Eduardo Rivera, frenar los abusos de su personal, y que otorgue una audiencia para buscar alternativas de solución o que se les deje la oportunidad de trabajar dignamente en las calles.