Un desconocido ingresó a la fonda Apango Lindo que se ubica en el kilómetro 23 más 500 de la carretera federal Puebla-Tehuacan y de dos balazos —uno en el tórax y el segundo en la cabeza— ejecutó al propietario, Carlos Arnulfo Juárez Flores de 33 años de edad, para luego darse a la fuga con rumbo desconocido. El crimen ocurrió a las 19 horas del martes 26 de febrero.

El sicario, que presuntamente es apodado “el Chapito”, iba con la intención directa de privar de la vida a Juárez Flores, a grado tal que un hombre que en esos momentos comía con el ahora occiso ni siquiera fue molestado, una vez concluido el crimen el “tirador” salió corriendo y al parecer se metió entre los matorrales y desapareció.

Tras el asesinato, al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal de Amozoc de Mota, además de personal de la Policía Ministerial del Estado (PME), quienes recorrieron la zona pero ya no pudieron detener a nadie, por lo que los segundos tomaron testimonios de las personas que se encontraban dentro del negocio cuando ocurrieron los hechos.

Más tarde, al lugar se presentó el agente del Ministerio Público adscrito a Tepeaca de Negrete para dar inicio a las primeras investigaciones del crimen de quien en vida se llamó Carlos Arnulfo Juárez, quien tenía su domicilio en esta misma ciudad, dando entrada a la Averiguación Previa 512/2013.

El cuerpo del infortunado comerciante fue trasladado al anfiteatro del panteón municipal para que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia.

Por el momento se desconoce el móvil del asesinato.