El presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso local, Lauro Sánchez López, consideró que debe valorarse la fórmula de asignación de recursos a los municipios que se encuentran en situación de pobreza, fórmula implementada por la SHCP y que afecta el trabajo de los municipios poblanos, debido a que con la actual ley se castiga a los municipios que hacen buen uso de los recursos públicos y eliminan los indicadores de pobreza.

Sin embargo, una vez que mejoran dichos indicadores deja de llegar el recurso del programa.

Eso sucede en Puebla en algunos municipios como Tetela de Ocampo.

“Por ejemplo, en el municipio de Tetela de Ocampo ante la pérdida de recursos por parte de esta partida federal, el municipio debió reorganizar sus prioridades de obra y hacer más eficiente su manejo de recursos. Dicho municipio recauda por concepto de ingresos propios a través de impuestos locales, como el predial, cerca de 1 mdp o 1 millón y medio.

”Además, en los municipios es muy alto el índice de personas que no pagan ni predial ni agua potable mermando los recursos que se allegan por la vía de recursos propios los municipios.

”Por lo tanto, se aplican estrategias para cobrar en las comunidades. Censando por colonias, era un porcentaje de agua potable sólo pagaba en 20 por ciento de la población. En el pago del agua potable ha subido el indicador de personas que lo pagan ascendiendo hasta el 60 por ciento y se han implementado programas de promoción.”

El legislador Lauro Sánchez explicó esta problemática: “El problema que sucedió en los municipios es que los recursos destinados por el combate a la pobreza por una fórmula actuarial pero los municipios que aplican bien los recursos que van disminuyendo sus índices de pobreza y marginación se recortan los recursos. Es decir, que en lugar de que se amplíen los recursos para abatir la pobreza se les quita dinero. Es una fórmula perversa, castiga a los municipios que aplican bien los recursos y van combatiendo la pobreza.

”Para el siguiente año les dan menos porque disminuyeron sus índices de pobreza. Esto genera problemas delicados porque cuando los alcaldes se percatan que en lugar de premiarlos por trabajar bien, no, algunos presidentes municipales dicen: yo prefiero invertir ese dinero, no en combatir la pobreza. Esa fórmula la implementó la Secretaría de Hacienda. Es una fórmula construida desde hace muchos años y nos hemos pronunciado en contra.”

Lauro Sánchez afirmó que es grave lo que sucede porque desincentiva el buen ejercicio de los recursos:

“No se premia a los municipios, pareciera castigo. Si reduces la pobreza y la marginación te damos menos dinero. El trabajo se queda trunco. No avanzamos y luego los municipios regresan a ser municipios de pobreza.”

El legislador del tricolor y presidente de la Comisión de Hacienda, Lauro Sánchez, explicó que hay enojo en los municipios por el recorte en la entrega de recursos en el Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM) durante 2012.

Lauro Sánchez externó que esta reducción se debió al buen uso de los recursos y a la disminución de los indicadores y variables de pobreza.

Sánchez afirmó que deben hacerse modificaciones a la ley para que no se castigue a los municipios que hacen un buen uso de los recursos del Fondo para la Infraestructura Social Municipal.

En el caso del estado de Puebla, a pesar de que el Congreso local planteó un aumento de 7% en los recursos del FISM éstos disminuyeron en al menos 115 municipios debido a la reasignación de recursos por la aplicación de la fórmula sobre pobreza.