El consejero vitalicio nacional del PAN, Francisco Fraile García, advirtió que el escándalo de Elba Esther Gordillo Morales embarró totalmente al instituto político, e indicó que “lamentablemente en Acción Nacional, jugamos a la comodidad, a la complicidad, pero perdimos identidad”.

En entrevista, al ser cuestionado sobre la detención de la líder del magisterio, y sobre si habrá repercusiones al interior de su partido, declaró: “El asunto no sólo nos salpicó, sino que nos embarró, no nos hagamos tontos ni tapemos el sol con un dedo, estas alianzas hacen un daño extraordinario, pueden decir 'es que son malas las alianzas', pero siempre he dicho que la toma de decisiones es buena en un día, pero puede ser pésima 24 horas después.

”Una decisión buena para llegar y acceder al poder en Puebla, así se hizo pues se consideró que se tenía que hacer y ver lo que podía aportar la base de maestros al Partido Acción Nacional, pero la pregunta llegó después. ¿Dónde está el pacto? Lo acaba de decir el jefe nacional, el partido se desdibujó, se perdió la identidad, y cuando un partido lo hace tiene que reflexionarse. Tenemos que darnos cuentas de qué imagen y sensación está teniendo la sociedad hacia el partido, la imagen que se le da a los ciudadanos.”

Francisco Fraile indicó: “¿Acaso hace seis años no se sabía qué hacía Elba Esther Gordillo de lo que hoy se le acusa con los pesos y centavos del sindicato? Hace 12 también, incluso se supo del regalo de las camionetas Hummer a los líderes. ¿Acaso eso no era una llamada de atención extraordinaria para los propios maestros el decir: 'algo pasa? Pero nos lo tragamos como rueda de molino, fue cómodo, en lugar de ir a buscar la conciencia ciudadana fue más fácil comprarla o acotarla”.

El también expresidente estatal del PAN precisó: “Ese es el tema del Partido Acción Nacional, tiene que regresar a ser misionero a la búsqueda de la conciencia, a correr el riesgo de que le digan a uno que no.

”Hoy lo que hacen los partidos es: 'vamos a decidir quién será el candidato', y entonces necesitan que tenga una imagen, y a gastar dinero en espectaculares, pero lo que no ven es que la ciudadanía se pregunta: '¿Acaso este no es funcionario público?' Y si es de su propio dinero la publicidad, el '¿cómo siendo funcionario público y ganando un sueldo puede tener tal riqueza?' Entonces surgen revistas ricas que pueden promocionar candidatos, y ahora resulta que amigos que tomaban café pueden promocionar campañas.

”A quién engañan, a los que tratan de engañar, piensan que la ciudadanía no razona las cosas, y está indignada. Ahora lo que sigue es sacar la indignación hacia afuera, me levanto indignado ante lo que está sucediendo, van a ganar, van a subir, y van a ganar y van a acarrear, y no van ha hacer política sino politiquería.

”La indignación tiene que crecer en nosotros, quiero el futuro del PAN, y no que muera, y que corra. Un partido político es más allá del gobernador, que no se ganen gubernaturas o la presidencia a costa de perder la identidad.”

Asimismo, quien fuera un impulsor de las alianzas reconoció: “Ahora jugamos a la complicidad, a la comodidad, por eso la gente le dijo al PAN: 'no creo en ti, hiciste carreteras, hospitales, creció la economía, pero seguía viendo que el partido no entraba de fondo a la resolución de los problemas nacionales, como sindicatos, el IFE está en riesgo ya que los hombres de poder lo controlan'; y es el ciudadano quien castigó al PAN por la pérdida de identidad”.