El diputado del Partido Revolucionario Institucional, Gerardo Mejía Ramírez, lamentó el “mayoriteo” que se dará este jueves en el Congreso del estado para posponer el dictamen de las cuentas públicas hasta pasado el proceso electoral, e indicó que los legisladores priistas nunca fueron consultados y sólo se trata de una decisión tomada por quienes formarán una coalición electoral.

Mejía Ramírez advirtió que extrañamente los diputados que van a impulsar el punto de acuerdo son de Acción Nacional, Nueva Alianza y de la Revolución Democrática, que hasta antes del escándalo de Elba Esther Gordillo reconocieron que irían en una coalición electoral.

Sostuvo que son los tres partidos políticos los que “contaminan” electoralmente la revisión de las cuentas públicas, ya que, por así convenir a sus intereses, buscarán presionar a los sujetos de revisión para que actúen de acuerdo con sus intereses.

Lamentó que el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso, Mario Riestra Piña, no haga lo mismo que su antecesor, Edgar Salomón Escorza, de tratar de sacar todos los acuerdos por unanimidad, y que tenga que recurrir al “mayoriteo”, sin lograr el consenso de las diferentes fuerzas políticas.