La Procuraduría General de Justicia (PGJ), a través de la Policía Ministerial del Estado (PME), le sigue la pista a un par de sujetos apodados "Los Pelones", quienes son los principales sospechosos de la muerte de dos hermanos y de las heridas que mantienen al borde de la muerte a uno de sus primos, los tres baleados la madrugada del lunes 11 de marzo en una de las calles de San Jerónimo Almoloya, que pertenece a Tecali de Herrera.

La PGJ confirmó que a las 5 horas del lunes, fueron levantados los cadáveres de Mario Castillo Castaneda, quien tenia 29 edad y vivía en la comunidad de San Jerónimo Almoya, quien de acuerdo a la necropsia que le fue practicada por el medico legista, falleció como consecuencia de fractura de la primera vértebra de la región medular, a consecuencia de disparo de arma de fuego.

El segundo cadáver fue identificado como Francisco Castillo Castaneda, quien tenía 31 anos de edad y vivía en la misma comunidad. Falleció como consecuencia de traumatismo craneoencefálico por fractura de bóveda craneal de piso medio de la base y masa encefálica ocasionada por disparo de arma de fuego.
De la misma forma, el representante legal fue informado que además de los dos occisos había un herido, Crescencio Castillo Meneses, primo de los difuntos, quien también fue herido de un balazo en la cabeza y tuvo que ser trasladado a un hospital de la ciudad de Puebla, donde se dijo que su estado de salud es critico.

De acuerdo a versiones de los vecinos, dos sujetos que al parecer viven en la zona y que se hace llamar “Los Pelones”, fueron quienes balearon a los tres hombres cuando los cinco se encontraban tomando cervezas, luego escaparon a bordo de una cuatrimoto, con rumbo desconocido.

Al parecer, estos mismos sujetos han perpetrado diversos delitos, por lo que personal de la PME se encuentra tras su búsqueda.